Visiones Sub-35: Bruno Peppino Minoldo (Aliat)

El socio y director Comercial de la desarrollista analiza la coyuntura atravesada por la pandemia y destaca el valor de emprender en otro contexto.

16 julio, 2020 | 0:01 hs. | Punto a Punto

“No cambiaron las reglas de juego, cambió el juego”

-¿En qué situación estaba la empresa hasta la irrupción del coronavirus?
-Aliat es una empresa joven, fundada hace dos años con mis socios (Marcos Marchi y Gonzalo Pasquali). Los tres, vinculados al rubro inmobiliario, decidimos embarcarnos en un proyecto inmobiliario puntual, para probar suerte. En un año decidimos encarar el proceso de profesionalización de la empresa, teniendo siempre como objetivo agregar valor al entorno que íbamos a vincularnos. Antes de la irrupción del Covid-19, Aliat se encontraba sólida en el plano económico-financiero. No teníamos deuda tomada en corto ni largo plazo, lo que nos aportaba mucha tranquilidad para poder planificar y tomar decisiones prudentes. A nivel obras, estábamos en la etapa final de terminaciones. Desde el punto de vista estratégico de la empresa logramos cerrar compras de tierras en febrero de este año, lo que nos permitió asegurar el objetivo de crecimiento en metros interanual.

-¿Qué previsiones han realizado para superar esta coyuntura?
-Los primeros días de la pandemia fueron muy complicados porque no sabíamos contra qué nos estábamos enfrentando, había una incertidumbre generalizada, devaluación galopante, indicadores de la macro muy pesimistas y discursos políticos poco alentadores. Junto con mis socios decidimos revelarnos a este contexto adverso y buscar oportunidades donde todos veían pesimismo. Así, definimos adelantarnos a la baja de precios, entendiendo que el costo de reposición de nuestros productos también iba a bajar. Le presentamos a nuestros clientes oportunidades reales de inversión en nuestros productos (en pozo y terminado), buscando potenciar nuestras relaciones a través de alianzas poderosas. Los resultados positivos no tardaron en llegar y nos posicionamos con mucho entusiasmo para el segundo semestre del 2020.

-¿Cuáles eran las inversiones previstas para 2020? ¿Quedan postergadas o canceladas?
-Tenemos el lanzamiento de un emprendimiento en Jardín Espinosa, Vila Jardí. Es un producto exclusivo (en terminaciones y cantidad de unidades), donde hay una demanda latente e insatisfecha, con lo cual entendemos que va a ser exitoso. El proyecto está definido en cuanto a identidad, plantas y equipo técnico. Respecto los proyectos que teníamos en marcha, cuando se autorizaron las obras privadas, volvimos rápidamente con todo el equipo a la obra. Además, estamos analizando adquirir nuevas tierras en zonas estratégicas del sur de la ciudad.

-En momentos como éste ¿Qué le dirías a un emprendedor?
-No cambiaron las reglas de juego, cambió el juego. Esto genera indefectiblemente ganadores y perdedores. Buscaría generar ideas que siempre valide el mercado, bajo la lógica del producto mínimo viable. Es fundamental entender el mercado, cualquiera sea la industria que busquen incursionar, y así crear una empresa sólida en el tiempo.
Creo que siempre, lo más importante, es el equipo que uno logre formar, no sólo con sus socios sino también con sus colaboradores. Lograr alcanzar los objetivos que planteamos estratégicamente desde la dirección, pero que se logran materializar gracias a todo el equipo, es sin dudas lo más gratificante que me toca vivir como parte de esta empresa.

Edad: 30 años
Cargo: Socio-Director Comercial
Rubro: Desarrollista

 

 


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter