Vicentin: la UIC, la SRJM y la Bolsa de Córdoba contra la intervención

Tres de las principales entidades empresarias del sector privado ya expresaron su oposición ante la decisión del gobierno nacional de intervenir y proponer la expropiación de la firma Vicentin, actualmente en concurso preventivo.

10 junio, 2020 | 13:39 hs. | José Busaniche

 

La Unión Industrial de Córdoba, la Sociedad Rural de Jesús María y la Bolsa de Comercio de Córdoba salieron en las últimas horas a expresar su oposición y preocupación ante la iniciativa del gobierno nacional de definir la intervención y proyectar la expropiación de la empresa agroexportadora . Cabe recordar que la firma se encuentra en el marco de un proceso judicial por concurso preventivo en el que se verificaron deudas por $99 mil millones.

Bajo el título “Quebrantando el poder Judicial”, la Sociedad Rural de Jesús María difundió un comunicado donde expresa su posición al respecto de la intervención. Allí señala:

“La Sociedad Rural de Jesús María ve con suma preocupación la intervención del Estado al Grupo Vicentín. Consideramos que debería ser la Justicia –y no el Ejecutivo- el Poder encargado de canalizar el concurso preventivo de este importante operador del mercado de granos. A través de este DNU, el Gobierno Nacional no hace más que quebrantar la división de poderes. Se supone que sólo un juez puede disponer la intervención de una sociedad comercial. Pensemos entonces en tantas otras empresas en la misma situación. ¿En qué nos convertiríamos en un futuro?

Señores: están conculcando nuestros derechos. No sólo es un alzamiento contra la Ley, sino un avasallamiento a la empresa concursada. La historia nos demuestra que las expropiaciones –y todo intento similar- no dan buenos resultados, sino todo lo contrario. No puede ser que, en nombre de la “soberanía”, los argentinos terminemos costeando con nuestros impuestos compañías totalmente deficitarias en las cuales los ciudadanos somos socios sólo en las pérdidas. En conclusión: estamos convencidos de que el mercado granario es lo suficientemente legítimo, transparente y auditable como para requerir del Estado su intervención. ¡No vayamos por ese camino!”

En tanto, la Unión Industrial de Córdoba señaló su “profunda preocupación por la exposición en que se coloca a la SEGURIDAD JURÍDICA en nuestro país, en función a los últimos hechos de público conocimiento. Lo actuado genera numerosas dudas sobre el futuro de las operaciones empresarias que debilita una vez más la calidad institucional. Entendemos que como generadores de empleo y tomadores de riesgos exigimos que se garantice al principio de legalidad para el desarrollo de las actuales y futuras inversiones, proporcionando CONFIANZA y REGLAS CLARAS para todos.

Los sectores productivos como la ciudadanía en general necesitan que los tres poderes del Estado con responsabilidad, reafirmen su función como lo establece la Constitución de la Nación Argentina, no atribuyéndose nuevos superpoderes, que la historia nos demuestra el impacto negativo que ha generado la desestabilización al principio republicano. En la actual coyuntura económica, con sucesivos meses de recesión y tras profundas devaluaciones en los últimos años, sin dudas el sector empresario se ha debilitado, contrayendo deuda en dólares con graves complicaciones para afrontarlas”.

Por lo cual, desde la solicitamos que sean los canales habituales y previstos en la normativa los que se utilicen para remediar cualquier situación de quebranto que pudiera ocurrir ahora o en el futuro, brindando tranquilidad y seguridad a los hombres y mujeres que apuestan diariamente a la sustentabilidad de las empresas, manteniendo y generando puestos de trabajo genuinos.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Córdoba advirtió que no convalida la iniciativa de expropiar la empresa Vicentin. En un comunicado manifestó:

“La Bolsa de Comercio de Córdoba no convalida la iniciativa de expropiar o estatizar la empresa Vicentin y considera que la medida anunciada por el poder ejecutivo en el día de ayer, constituye un nuevo acto de avasallamiento a las instituciones de la República. Las dificultades circunstanciales por las que podría estar atravesando esta empresa, no son sustento suficiente para justificar la intervención de la propiedad privada, ni el menoscabo a la división de poderes que sentencia nuestra constitución nacional.

La empresa Vicentin solicitó la formación de su concurso preventivo, en cumplimento de la obligación legal existente para lograr evitar la quiebra. A pesar de ello, el poder ejecutivo dispuso la intervención de la sociedad, antes incluso de dejar que el deudor, ejerza su derecho en el periodo de exclusividad de hacer propuestas y obtener las mayorías necesarias para lograr el ansiado y merecido acuerdo con sus acreedores. Creemos en la subsidiaridad del Estado, el mismo solo debe estar, donde el sector privado no lo hace. El gran desafío que requiere el momento actual, una vez superada la cuarentena sanitaria, será estimular el desarrollo de las empresas privadas con menor presión fiscal, y menor dimensión del tamaño del estado en su conjunto. Esta decisión va a contramano de ello, representando, por el contrario, un contrapeso negativo para el presupuesto público.

Este tipo de iniciativas, no son además comparables con otras llevadas adelante en el ámbito internacional, como es el caso de Estados Unidos en la crisis financiera del año 2008. Los préstamos que se realizaron a varias de las grandes compañías norteamericanas que se encontraban en una situación de falencia por circunstancias externas e impredecibles, y por lo tanto no atribuibles a su conducción empresaria, fueron transitorios y reembolsables al Estado. En ningún momento se pensó en estatizarlas, conscientes de las limitaciones del estado para administrarlas con eficiencia.

Y por último, muy distinto es el caso actual Argentino y de todos los países desarrollados por la pandemia del Covid 19, donde el estado obligó a cerrar y a paralizar la actividad a la mayoría de las empresas, decisión que requirió y justificó el apoyo transitorio por parte del estado. Fue de carácter general, se buscó sostener el aparato productivo y el empleo, sin lo cual, la economía hubiera colapsado”.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter