Una startup argentina es la “dueña” del ingrediente secreto de los alimentos del futuro: el caso Tomorrow Food

La empresa quiere ser el principal proveedor en Latinoamérica de este insumo que utilizan empresas como NotCo.

17 febrero, 2020 | 10:37 hs. | Punto a Punto

 

En la actualidad, existen casi 8.000 millones de personas en el mundo y la cifra aumenta cada minuto. Cuando llegue a 10.000 millones no habrá vuelta atrás: el planeta estará en catástrofe ambiental.

Si bien los principales científicos creen que la fecha límite será 2050, los acontecimientos podrían adelantarse si no se toman precauciones. Los autos eléctricos eliminarán parte del problema, pero llevará tiempo hasta que logren masividad.

En este marco, existe un sector que podría experimentar su propia transformación para reducir de modo considerable el uso de recursos naturales: la ganadería. Según la Organización Nacional de las Naciones Unidas, si las vacas formaran un país, sería el tercero en emisiones de gases de efecto invernadero, luego de China y EE.UU.

Además, el organismo estima que la demanda de carne aumentará cerca de un 80% para 2050, justamente, el año que se propone como el “Armagedón ecológico”. 

Los hombres más ricos del planeta ya tomaron nota de todo esto. Al punto que personalidades como Bill Gates o Jeff Bezos (número uno de Amazon) vienen invirtiendo millonarias sumas en startups que diseñan alimentos con ingredientes vegetales (valiéndose de algoritmos) para replicar sabores, texturas, aromas con marcada exactitud:

– Jeff Bezos, al tope del ranking Forbes (u$s113.100 millones), puso u$s30 millones en NotCo, una firma chilena que reproduce leche, helado y mayonesa en base a plantas

– Bill Gates, segundo con u$s105.600 millones, desembolsó en las principales firmas estadounidenses del sector -Beyond Meat, Impossible Foods y Just- que crean alimentos que tradicionalmente se elaboran con ingredientes animales sólo utilizando plantas y una fuerte dosis de inteligencia artificial.

La elección del platillo para comenzar la revolución plant-based no es azarosa: la carne picada representa casi el 45% del uso de las 62 millones de toneladas de carne vacuna que se consumen en el planeta.

Para ello, las startups foodtech (acrónimo de food, comida; y technology, tecnología) buscan generar el medallón vegano perfecto, permitiendo ahorrar:

– 96% de tierras, que se podrían ocupar con bosques que reduzcan el efecto invernadero

– 89% de emisión de carbono

– 87% de agua

El futuro

Además de la arveja, la compañía está obteniendo aislados proteicos de otros vegetales para ofrecer un portfolio completo para los alimentos del futuro.

“Actualmente, estamos con pruebas con proteínas de poroto mungo, que utiliza Just para hacer la mayonesa o el sustituto de huevo líquido, de gran demanda en EE.UU. También para la de garbanzos, lentejas, arroz y otros vegetales”, adelanta Segovia.

Además, hay una gran oportunidad en la región: las foodtech latinoamericanas consultadas por iProUP suelen quejarse de que los insumos son escasos –por la falta de escala–y caros, ya que la gran mayoría deben importarse. Pero Tomorrow Food afirma que su producto es muy competitivo.

“Es factible ser competitivo añadiendo valor. El Mercosur, cada vez que importa tiene que pagar impuestos del 14%. No es algo económico, pero sí es hasta 30% con respecto a EE.UU. y 10% en comparación con China, que es de menor calidad. Tenemos todas las oportunidades de competir de igual a igual con los grandes jugadores”, subraya Segovia.

De esta forma, espera cerrar 2020 con ventas cercanas a las 70 toneladas de aislado proteico de soja, que le asegurará una facturación de entre u$s400.000 y u$s600.000.

Claro que el primer mercado a atacar, luego de la Argentina, será Brasil. “Una de las patas fuertes es la oportunidad de negocio a nivel regional. El mercado alimenticio de ese territorio es cuatro veces superior al nuestro y no hay producción nula de arvejas por el clima”, se entusiasma.

Y cierra: “Somos la primera empresa de Latinoamérica en conseguir el aislado. Y lo hacemos por dos motivos: el medioambiente, dado que producir un kilo de proteína permite ahorrar recursos; y la salud, porque estos alimentos no poseen colesterol, ni antibióticos ni hormonas”.

Así, Tomorrow Food abre el camino al país para convertirse en el principal “frigorífico vegetal” más grande de la región. Y contribuir para que la tradición de Argentina como proveedora de alimentos se mantenga en la era 4.0.