Una mirada a la industria del etanol en Córdoba y el país

La Bolsa de Cereales de Córdoba elaboró recientemente un estudio para analizar la evolución y perspectivas de una de las industrias con más futuro y proyección como es la producción de etanol en base a maíz.

27 octubre, 2020 | 0:01 hs. | José Busaniche

 

El de la producción de es un sector con fuerte dinamismo en Córdoba, donde en los últimos años se concretaron fuertes inversiones y se siguen proyectando nuevos emprendimientos. El trabajo de la Bolsa de Cereales destaca que la producción de etanol en base a maíz incrementó a un ritmo anual promedio de 28% desde 2013 para alcanzar las 438.000 toneladas producidas en 2019, un equivalente a industrializar 8 millones de toneladas de maíz en un período de 6 años.

Por otro lado, el precio del combustible en base al cereal fue fijado en diciembre de 2019 e incrementado en un 10% en octubre de 2020, lo que representa una merma a la rentabilidad de la industria si se considera el incremento del precio de los insumos, que fue entre 30% y 60%. La producción de maíz a nivel nacional observó una expansión importante en los últimos años, experimentando un crecimiento de 77% en las últimas 7 campañas.

Este incremento se debe, entre otras causas, a la eliminación de los derechos de exportación sobre el cereal a partir de 2016, que volverían a escena en 2018 con una menor alícuota que el impuesto a la soja. Otro factor importante es el fortalecimiento del precio del cereal frente a la oleaginosa que se generó en las últimas campañas.

Las economías generalmente buscan agregar valor. Algunos países con industrias desarrolladas y pocos recursos naturales, como Japón, importan productos, les agregan valor y los exportan. Otras economías con una mayor dotación de recursos naturales, como Estados Unidos, agregan valor a la materia prima y la exportan.

Esta tendencia a nivel mundial de agregar valor es un motor de crecimiento de las naciones. Argentina cuenta con un elevado nivel de industrialización respecto a la soja, pero en lo que al maíz respecta, la industrialización alcanza en promedio un 30% de la producción. Dentro de los principales países productores del cereal, Estados Unidos industrializa el 86% de lo cosechado y Brasil el 70%.

Para el año en curso, la producción de etanol se vio resentida tras el golpe del . En primer lugar, el brusco descenso en el precio del petróleo abarató el combustible fósil, principal competidor a las energías alternativas como lo es el etanol. Por otro lado, el precio del etanol fue congelado en diciembre de 2019, mientras los costos de la industria incrementaban.

El valor del etanol, junto al precio del maíz, se encuentran directamente relacionados al valor agregado que se puede generar en la industria. Aun así, el mercado de etanol no se encuentra regido por la oferta y demanda, sino que su precio es regulado por fórmulas de actualización y mediante decretos.

La industria etanolera se alza como una de las posibles ramas para agregar valor al cereal que se expandió en las últimas campañas. En 2013 la producción de etanol alcanzó las 133.000 toneladas, y en los años posteriores se observó un crecimiento anual promedio del 28%, llegando a una producción de 438.000 toneladas en 2019.

La suma del etanol producido en todo este período equivaldría a transformar y agregar valor a 8 millones de toneladas de maíz, del cual un promedio del 72% provendría de Córdoba.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter