Turismo: agencias mayoristas emisivas apuntan al mercado interno como receptivas

Así lo confirmó el presidente de la Cámara de Turismo de Córdoba, José González, quien estimó que ante la fuerte baja de hasta el 60% en los viajes regionales e internacionales, los operadores miran las ventajas comparativas que ofrece el país.

5 febrero, 2020 | 10:53 hs. | Punto a Punto

 

(Por Juan Erramouspe, especial para Perfil Córdoba). El mercado turístico es uno de los más sensibles ante los vaivenes de la economía porque se rige, además de las condiciones de oferta y demanda, por su dependencia del valor de las monedas extranjeras, particularmente el dólar. La actualidad argentina muestra, con el dólar estable en la cotización oficial de $63 por cada unidad, una situación de ventaja comparativa respecto a otros mercados.

En conclusión, Argentina está barata para el turismo internacional. Sobre este y otros temas que hacen a la industria del turismo, PERFIL CORDOBA consultó al presidente de la Cámara de Turismo de Córdoba, José González, recién regresado de Madrid donde participó de la Feria Internacional de Turismo, Fitur 2020. González estimó que, por el momento, la oferta argentina es “barata” para los turistas extranjeros y expresó su deseo de que “los prestadores hoteleros, gastronómicos y de servicios puedan sostener en el tiempo esas ventajas comparativas con respecto al dólar, pero deberemos trabajar todos los sectores para que ello ocurra”.

Cuando mencionamos que en Fitur trascendió que algunos operadores mayoristas tradicionalmente emisivos apuntan a diversificar sus negocios sumando operaciones receptivas, admitió que esa reconversión “de los mayoristas a trabajar en el turismo nacional es un hecho, debido a la fuerte caída del emisivo”. Al recordarle que, sin embargo, los vuelos siguen saliendo con los aviones llenos, dijo: “Si bien la caída es importante, se da el caso que los viajeros se apresuraron a comprar antes del 23 de diciembre, fecha en que comenzó a entrar en vigencia el impuesto del 30%, y eso hace que aun los vuelos a algunos destinos estén reservados con anterioridad. No obstante, se tendrá un panorama más exacto después de marzo”.

-Desde el sector privado, ¿cómo evalúan la marcha del mercado ante las medidas adoptadas por el Gobierno nacional, particularmente el impuesto PAIS del 30% sobre las compras en dólares?
-Sobre este particular, el impuesto PAIS pegó fuerte en las agencias emisivas, con una baja pronunciada que llega al 60% en los viajes regionales e internacionales y con una tendencia a mejorar lentamente, una vez que la franja del mercado que accede a estos viajes comienzan a entender cuál es el impacto real de dicho impuesto, que a la postre solo resulta en una incidencia del 17% al 18%, ya que se cobra sobre los totales a transferir, no incluye los impuestos, que en el caso de los pasajes aéreos es una diferencia importante.

-Transcurrido ya el primer mes de la temporada, ¿los resultados están dentro de las expectativas generadas?
-En lo que respecta al turismo nacional, y Córdoba en particular, está desarrollándose una excelente temporada en los distintos valles, como así también en la ciudad Capital, lo que estarían cubriendo las expectativas de la temporada veraniega.

-¿Qué experiencias o resultados obtuvo Argentina en la Feria de Madrid? ¿Fue positiva la participación?
-Siempre es positiva la presencia en una feria como Fitur y ahora más aún, como decía antes, si podemos mantener en el tiempo las ventajas comparativas. Hubo provincias y destinos que afianzaron los negocios, sobre todo las que tienen un fuerte impacto icónico, como Ias Cataratas del Iguazú, los glaciares o la ciudad de Buenos Aires.

-¿Y para Córdoba?
-Con muchas expectativas presentamos como desde hace 10 años, en forma ininterrumpida, productos diferenciales siempre haciendo foco en nuestro patrimonio cultural, turismo religioso, turismo rural, turismo deportivo (golf), enoturismo y afianzando la entrada o salida por Córdoba, con nuestro hub aéreo que nos une con todas las ofertas turísticas del país. Finalmente, González reflexionó: “Esperamos que las autoridades nacionales actúen rápidamente en la búsqueda de una salida que no afecte la conectividad aérea, porque eso redundaría en una baja de frecuencias de las compañías internacionales y, obvio, traería aparejada menos oferta de asientos para atraer turistas a la Argentina”.