Oscar Piccardo: “todo está puesto a prueba: todo debe ser repensado y definido”

0

 

El especialista en consumo y formatos comerciales habla del desafío del sector comercial: “está ante un punto de inflexión tanto o más grande que cuando debió reinventarse o morir ante el surgimiento de las grandes superficies, las cadenas de franquicias y los shopping centers”

-¿Cuánto va a cambiar la forma de consumo en la pospandemia?
-Todo lo que se diga son hipótesis, pero de lo único que estamos seguros sobre el futuro es de la incertidumbre. En el terreno de las hipótesis podemos suponer que se van a acelerar tendencias que ya venían: más tecnología aplicada a la búsqueda de información y , más comodidad al momento de comprar y usar, mayor atención a la salud, entre otras. Pero también se van a desacelerar otras que venían fuertes, como compra impulsiva, sólo disfrute y viajes costosos. Hay un gran interrogante para las compras de bienes durables. Es probable que se generen olas de stop and go relacionadas con los precios y la conveniencia del momento, como termina de ocurrir con las compras de baratos en dólares o la refacción de los hogares por el precio de la construcción

-¿Qué tendencia se profundizará o llegó para quedarse en el sector comercial?
-Tal vez los grandes ganadores de la nueva etapa serán los que mejor manejen la omnicanalidad. Los que más rápido y mejor permitan todas las formas de acceso a la información, compra y entrega irán superando aceleradamente a los que se queden parados donde estaban. Por supuesto que la omnicanalidad deberá ir acompañada de una buena propuesta de producto, precio conveniente, nivel de servicio, posicionamiento diferenciado y todo lo que ya marcaba a los ganadores pre .

-¿Cuáles son los negocios que saldrán mejor parados de esta situación y cuáles perderán?
-Como siempre que hay grandes “los que se adapten más rápido”, los que acierten en el segmento al que apuntan y logren satisfacerlo mejor que nadie. Tal vez sea momento de revisar quiénes son los clientes, porque es probable que se haya corrido el segmento. Los perdedores pueden estar entre los que no entiendan que deben adecuarse: los viejos pergaminos no serán suficientes. Todo está puesto a prueba, todo debe ser repensado y redefinido.

-¿Cómo se vislumbra el “nuevo consumidor”?
-En cada cambio el consumidor sigue aprendiendo, por lo que es probable que inicialmente vamos a estar frente a un consumidor confundido, que estará reaprendiendo sobre sus hábitos, para luego dar paso a un comprador más experto, más racional, y sobre todo “menos influenciable”.

-El sector comercial en general ¿está obligado a “pasar a otra fase” a partir de esta pandemia? 
-El comercio está ante un punto de inflexión tanto o más grande que cuando debió reinventarse o morir ante el surgimiento de las grandes superficies, las cadenas de franquicias y los shopping centers. Ahora debe reinventarse más aceleradamente para ser más chico, más cercano, más flexible, más eficiente, más barato, más accesible, más comprometido con la sociedad y con el medio ambiente, todo en un entorno en que la pandemia achica el mercado, cambia los comportamientos del consumidor y, por si fuera poco, ante el tremendo desafío que ya venía de la mano de la tecnología sustituyendo las formas tradicionales.  Una ecuación difícil de resolver sin estrategia y profesionalización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

4 × 2 =