Reyna: “Surgieron nuevos inversores, pero la clave es que volvió el hombre de campo”

El socio director de la desarrollista asegura que una de las claves del buen momento que vive el sector está relacionada con la vuelta del “inversor original” en ladrillos.

27 octubre, 2020 | 0:02 hs. | Punto a Punto

 

“Es triste decirlo porque al país le va mal, pero la coyuntura beneficia al sector de la construcción”, dice Fernando Reyna, uno de los socios gerentes de Grupo Edisur, una de las desarrollistas más grandes del interior del país. “(Raúl) Hermida lo decía hace muchos años en la Bolsa de Comercio: los pilares de Córdoba son el campo, los autos y la construcción. Y con leves matices, eso sigue siendo así, aunque habría que sumar al sector tecnológico”, sostiene el empresario, quien se encarga de remarcar la magnitud de la crisis: “el sector ya rebotó, como en el 2002, lo que hay que esperar es que no vuelva para atrás”.

-¿La pandemia hizo que el sector cayera a los niveles del 2002?
-No, la pandemia lo agudizó, ya se percibía desde antes cierta retracción. Pero después de grandes años como 2009 ó 2010, empezamos con años buenos y otros no tanto. Hoy, la incertidumbre es más grande que en aquella época, porque en el 2002 había una profunda crisis económica y con un plan se empezaban a solucionar los problemas y de hecho fue lo que ocurrió. Hoy, se suman otros factores, como los inconvenientes políticos y la pandemia, entonces es más difícil y de ahí el alto nivel de incertidumbre.

-¿Existe algún factor que no se haya modificado del 2002 a hoy?
-La falta de crédito. Si bien durante algún tiempo surgieron algunas alternativas, la realidad es que las empresas nos tenemos que hacer cargo de algo que le corresponde al Estado.

-¿La coyuntura económica hizo que la gente se refugiara en ladrillos?
-Sí. El año empezó muy mal para el sector pero después de todo lo que fue pasando, la gente se empezó a volcar a los ladrillos. Y es una tendencia que va a seguir.

-¿Quién está invirtiendo hoy?
-Por un lado, tenemos a gente a la que le sobraron dólares y están invirtiendo, aprovechando el precio. Si bien no representa un porcentaje muy alto, es un jugador al que hay que prestarle mucha atención. Por otro lado, volvió el hombre de campo, nuestro inversor original, que se había ido al sistema financiero pero está de vuelta.  Y por último está la gente que surge de la pandemia: los que se animan a lo nuevo, los que buscan más espacio, más verde. Hay que ver hasta cuándo dura este público: no creo que esto sea para siempre. Es un público que va a estar un tiempo determinado.

“Siempre hay proyectos”

-¿Qué tienen en mente en para la pospandemia? Manantiales tiene mucho para crecer.
-Sin dudas, va a ser la gran apuesta de la empresa para los próximos años, independientemente de las oportunidades que van surgiendo y que no podemos dejar de ver, como es el caso de adquirir tierras en diferentes puntos de la ciudad: es parte de la estrategia de la empresa.

-¿En qué pondrán el foco en Manantiales?
-En su desarrollo integral. Tenemos que dedicarnos a la segunda etapa de Manantiales. No te olvides que Manantiales 1 tiene una superficie de 500 hectáreas y la segunda parte abarca 900 hectáreas. ¿Te imaginás todo lo que hay por hacer? Cuando hablo de desarrollo integral me refiero no sólo a la parte de viviendas, sino también a todo lo que tiene que ver con lo comercial y las oficinas, que con el tema de la pandemia van a sufrir modificaciones. Estamos analizado muchas cosas, sabiendo que va a haber cambios, porque de hecho ya se están produciendo.

-¿Hay algún proyecto en particular para el corto plazo?
-Uno de los proyectos va a ser desarrollar unos 300.000 m2 en casonas y housings, un emprendimiento diferente desde la seguridad, ya que va a tener doble seguridad.

 

 


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter