Snapchat, Spotify y Uber: las startups que Wall Street espera en 2017

Las tecnológicas podrían ser punta de lanza del resurgir de un mercado primario de colocaciones en Bolsa que arroja cifras muy bajas.

0

Las Bolsas mundiales han vivido un año escaso de estrenos y más si se compara con las previsiones de algunas consultoras. Después de un 2016 sin operaciones de gran calado en Wall Street, tres startups que ya han alcanzado la categoría de multinacionales podrían desembarcar en el parqué neoyorquino en los próximos meses.

La incertidumbre a despejar para que compañías del calado de Snapchat, Spotify y Uber aterricen en Wall Street es el plan económico del todavía presidente electo Donald Trump. El republicano no tomará posesión de su cargo hasta el próximo 20 de enero y mientras las líneas maestras de su anunciado plan de inversión en infraestructuras y de estímulos fiscales no tomen cuerpo, la cautela está llamada a seguir siendo la tónica dominante, informa Invertia.

Entre las que arrancan el año con parte de los deberes hechos para que sus acciones se negocien en una plataforma oficial despunta Snapchat. La cada vez más popular red social podría alcanzar una valoración cercana a los 25.000 millones de dólares en su estreno.

Los analistas subrayan que puesto que la compañía es la que más avanzado tiene el proyecto entre sus comparables, del destino que este corra dependerá en gran medida el que corresponda a los que ahora están en fases más iniciales y funcionará como efecto llamada o advertencia a navegantes.

Al caso específico de Snapchat hay que sumar otro punto de cautela: la comparación con Twitter y Facebook. Mientras que la última ha logrado convencer al mercado de sus esfuerzos por monetizar el tráfico en su plataforma, con lo que acumula una revalorización por tres veces su precio inicial en el mercado, la primera ha perdido un 61% de su valor desde que debutó en 2013.

Otra que va encaminada hacia Wall Street es Spotify. Y en esta ocasión, por necesidad. La compañía de música en streaming cerró el pasado mes de marzo una emisión de deuda por 1.000 millones de dólares en cuyas condiciones se comprometía a debutar antes de que acabase el año que ahora empieza o bien a asumir un mayor coste por sus papeles corporativos.

La tercera en esta posición de salida hacia la Bolsa de Nueva York es Uber, que en su camino podría seguir encontrándose con un obstáculo que ha entorpecido su rumbo casi desde su nacimiento: las disputas judiciales.

La aplicación de coches con chofer se topa con muy diversas exigencias legales en cada nuevo mercado en que recala y la definición del modelo de relación con los conductores que ofrecen servicios a través de la plataforma es clave para conocer cómo evolucionarán en lo sucesivo sus cifras de negocio.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.