Savant concretó el cierre de su headquarter en Buenos Aires

0

El laboratorio de capitales cordobeses Savant cerró su headquarters en Buenos Aires, sede que había sido inaugurada en el 2014 con el objetivo de posicionarse desde la capital del país.

La firma, que fue inaugurada hace poco más de un cuarto de siglo bajo el nombre de Fabop, siempre tuvo su principal centro de actividad industrial en El Tío (Córdoba), donde opera su brazo de producción y donde la compañía mantiene a su núcleo duro de trabajo.

La iniciativa, según pudo saber Pharmabiz, estuvo impulsada en parte por el escenario de pandemia que dejó vacías a las oficinas que acarreaba un costo cercano a los US$ 40.000 mensuales.

Deberías también leer:  Neumen invierte US$ 5 millones para nuevas aperturas: una será en Carlos Paz

Además, según informa el sitio especializado, tres años atrás la grilla de colaboradores de Savant sumaba alrededor de 80 colaboradores, de los cuales poco más de la mitad formaba parte de su fuerza de ventas. En este 2020 en cambio, sobreviven 10 de los 50 APMs que supo tener la compañía.

La empresa que fue fundada por Mauro Bono. El primer gran salto fue en el año 2008 cuando la compañía emitió su primera serie de Obligaciones Negociables (ON) en el mercado local a fin de duplicar su capacidad de producción y así pasar de 50 millones a 100 millones de comprimidos mensuales en su planta cordobesa de El Tío.

Deberías también leer:  Autocity invierte US$1 millón para nuevo concesionario Jeep en Córdoba

En tanto, en 2017 la firma apeló al financiamiento del Banco de Córdoba para montar una tercera planta en su site de El Tío. El préstamo otorgado fue de $ 202 millones el que fue solicitado a fin de comenzar a fabricar medicamentos oncológicos y ampliar su capacidad de producción de líquidos y cápsulas blandas.

En el último lustro la empresa determinó crecer a fuerza de adquisiciones. Así por caso, en el 2017, se hizo del laboratorio argentino Szama, especializado en dermatología, por un monto cercano a los $ 70 millones en un deal que también incluyó a su pequeña planta de manufactura ubicada en el barrio porteño de Flores.

Deberías también leer:  En detalle, el proyecto con el que Ecipsa desembarca en Buenos Aires

Un año antes había sumado líneas del nacional Beta en una operación que involucró productos de las líneas de cardiometabolismo y clínica médica. Y a fines del 2015 Savant compró al laboratorio NAF, enfocado en prevención y salud bucal, lo que implicó además su unidad de producción de Villa Martelli. Ver artículo Szama.

Artículo anteriorTapa Perfil #161
Artículo siguienteDe la mano de Samsung, la tecnología 8K llega a la Argentina
Este contenido fue redactado por la redacción de Punto a Punto. Seguinos en todas nuestras redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3 × five =