Sandleris planea reunirse con el equipo de Alberto y sostiene que las medidas son para darle mayor grado de libertad al próximo Gobierno

Horas después de limitar al máximo la compra de dólares para atesoramiento, y con el foco en la transición de poder hasta el 10 de diciembre, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris explicó este lunes los alcances del nuevo “cepo” y confirmó que las restricciones no alcanzan al gasto con tarjeta de crédito en […]

28 octubre, 2019 | Punto a Punto

Horas después de limitar al máximo la compra de dólares para atesoramiento, y con el foco en la transición de poder hasta el 10 de diciembre, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris explicó este lunes los alcances del nuevo “cepo” y confirmó que las restricciones no alcanzan al gasto con tarjeta de crédito en el exterior.

En una breve conferencia, en la que fue el único orador, el titular del BCRA adelantó que esta semana podría reunirse con los economistas del equipo que trabaja con el presidente electo, Alberto Fernández, y destacó que las medidas apuntan a permitirle al nuevo gobierno contar con más grados de libertad para la implementación de sus políticas económicas.

“Sé que esta medida, aun siendo temporaria, es muy estricta y afecta a muchas personas”, reconoció el banquero y agregó que su objetivo “es preservar las reservas durante este período de transición, hasta tanto el nuevo gobierno defina sus lineamientos de política económica y se disipe la incertidumbre”.

Sandleris aclaró que el resto del esquema cambiario se mantiene básicamente sin modificaciones.

“Buscamos preservar lo más posible a la economía real de los vaivenes financieros. Por eso las medidas anunciadas aquí se enfocan exclusivamente en la compra de dólares para atesoramiento y especulación financiera, y no afectan el acceso al mercado cambiario para el comercio exterior o el pago de deudas”, sostuvo.

Según explicó, el detonante de la medida fue el ritmo con que en fue aumentando la dolarización previa a las elecciones.

“En los últimos días de la semana pasada observamos un aumento importante en la demanda de dólares, principalmente por parte de los individuos. Ante el riesgo de que este fenómeno se mantuviera esta semana, es que decidimos profundizar los controles en este frente”, justificó Sandleris.

Después de analizar en detalle el flujo de dólares del mercado, en el BCRA confían en que el mercado va a estar “equilibrado”, como dijo Sandleris, quien considera que se va a reducir en gran medida la demanda de dólares por atesoramiento por parte de las personas.

Según se detalló este lunes en la comunicación oficial del BCRA, la limitación de u$s200 es para aquellas personas que hagan la operación vía homebanking, mientras que para las compras en efectivo sólo se podrán adquirir 100 dólares.

La misma normativa dejó en claro que las restricciones no son retroactivas, aunque sí se computa el monto ya adquirido en lo que va de octubre a la hora de comprar nuevas divisas. Así, si uno compró, por ejemplo u$s8.000 antes del viernes, ya agotó su cupo de u$s200 por mes, aunque no tendrá ninguna multa no deberá devolver nada por haber excedido los u$s200.

El temblor que sacude la plaza local llevó al dólar oficial a un récord de 65 pesos en un mercado recalentado por una fuerte demanda por cobertura antes de las elecciones, que impulsó al blue a superar los $75 y al Contado con Liquidación por encima de los $81.

En ese marco, el jefe de la autoridad monetaria reconoció que “no es normal” que el país tenga los “niveles de volatilidad que tiene” en el mercado de cambios, y aseguró: “Eso no ocurre en ningún lugar del mundo”.

A su criterio, esa situación es consecuencia de que “los argentinos no hemos podido construir consensos básicos que nos protejan” de esos vaivenes.

Sandleris garantizó que durante el resto de su gestión, que finaliza el 10 de diciembre próximo, seguirá “desarrollando una política monetaria consistente”.

Además, el funcionario se mostró dispuesto a “coordinar políticas económicas” con los equipos del presidente electo Alberto Fernández.

Para el funcionario, en los últimos cuatro años se avanzó “en la corrección de algunos desequilibrios que arrastraba nuestra economía, pero también es cierto que enfrentamos urgentes desafíos: la inflación aumentó y la actividad económica debe recuperar dinamismo”.

Durante la campaña, el ahora presidente electo Alberto Fernández le reclamó al actual mandatario, Mauricio Macri, que cuide el nivel de las reservas que el viernes terminaron en 43.503 millones de dólares, aunque el volumen de libre disponibilidad apenas supera los 7.000 millones. Un reclamo que el domingo repitió su compañera de fórmula Cristina Kirchner cuando festejaba el triunfo electoral en el bunker del Frente de Todos.