Retenciones: desde Córdoba no dudan y llaman a “un paro comercial”

0

 

 

Los dirigentes del agro ven un kirchnerista y lloran. Así que, por ahora, mientras le toman el pulso a este neokirchnerismo intentan contener las lágrimas y de paso contener los reclamos de medidas de protestas de sus distintas bases. Pero el comunicado que se difundió firmado por el subsecretario de Mercados Agropecuarios de la Nación, Javier Preciado Patiño, alteró a todos.

Allí se anunciaba el cierre del registro de declaraciones juradas de ventas al exterior hasta nuevo aviso, evitando que las empresas puedan adelantar operaciones y esquivar un inminente aumento de retenciones. Horas después se concretó la cumbre entre el de Agricultura, Luis Basterra y los dirigentes de la Mesa de Enlace.

Ese diálogo habría servido al menos para bajar un poco la espuma y en concreto, patear el anuncio de incremento en las retenciones que se pensó inicialmente para que sea anunciado en el discurso que dio el presidente Alberto Fernández.

En ese sentido, los primeros días de la semana que está comenzando serán claves. Habrá nuevas reuniones entre los dirigentes de la Mesa de Enlace y el ministro Basterra y su equipo. Aunque el punto de partida para el agro no es auspicioso y sólo serviría para negociar compensación a la suba de tres puntos porcentuales de la soja. Podría ser vía reintegros o con un retoque a la baja para los cultivos del interior y algunas producciones regionales.

Enojo. En Córdoba, los ánimos están al límite. Desde Confederaciones Rurales Argentinas creen que hay que discutir y dialogar con el gobierno, pero también enviar señales claras. Traducido: hay que hacer un paro en la comercialización. “Creo que vamos a tener novedades en ese sentido esta semana. Hay que negociar, pero también pensar en un paro”, apunta Luis Magliano, vice de esa entidad y actual presidente de la Sociedad Rural de Jesús María.

Para el empresario y dirigente agrícola a ningún sector de la economía le sacan el 33% de la facturación bruta, como está por suceder con la producción de soja. Y señala: “lo más grave es que el Gobierno logró instalar que el 30% para la soja estaba bien. Ahora vamos a discutir esos tres puntos más, y nos olvidamos del 30%. Lo que deberíamos discutir es desde cuándo empiezan a bajar las retenciones, pero ahora vamos a sentido contrario. Hoy la intención del gobierno es subir al 33% y ver cómo se puede bajar en otros cultivos algo para compensar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × 3 =