¿Qué pueden encontrar las pymes en el mercado de capitales?

Cuáles son las opciones de financiamiento para capital de trabajo e inversión, hoy. Un repaso a las herramientas disponibles, con apoyo de Focus Investment Management.

3 junio, 2020 | 0:02 hs. | Punto a Punto

 

 

Aunque el contexto económico generado por la pandemia es muy negativo en la mayoría de los sentidos, hoy el mercado de capitales ofrece muchísimas opciones para que las pymes puedan financiarse.

“La cultura de financiamiento que tiene el grueso de las empresas es bancario. Cuando se enteran de que pueden tomar otra vía, descubren un abanico muy amplio de alternativas. Las principales herramientas, y que son de simple uso, son el Descuento de Cheques de Pago Diferido (CPD) y de Factura de Crédito Electrónica (FCE).

Para el descuento de CPD, existen dos segmentos. “Por un lado, el Avalado, y por el otro el Directo, que puede ser garantizado y no garantizado”, explicó Maria Victoria Alfonso, de Focus.

Para poder operar en el segmento Avalado, la pyme debe calificar previamente con una SGR. Un punto a remarcar, es que la calificación en una SGR no tiene costos, ya que se materializa cuando se hace el descuento del cheque, por lo que la recomendación es hacer las calificaciones y dejar todo listo para operar cuando la oportunidad o la necesidad se presenta. Al momento de negociar un CPD Avalado, existen diferentes tasas, dependiendo de la SGR y el plazo.

Las tasas promedio manejadas durante los primeros días de mayo: la tasa promedio anual para 30 días se ubicó en el 18%; para 360 días en el 21%, siendo la tasa más baja para 30 días 4% NA y la más alta 32%, y para 360 días la más baja 14%, la más alta 30%

“Una empresa cliente, la semana pasada, emitió cheques por un total de 3 millones, a plazo promedio 220 días (el más corto es a 83 días y el más largo a 348 días) con un CFTA, incluyendo costos de mercado y comisión de SGR, de 14,68%. La empresa, una constructora, utilizó esta opción para cubrirse ante la inflación, comprando materiales con estos fondos, hierro, cables y aluminio, mercadería que se ajusta por inflación o por tipo de cambio”, remarcó Alfonso.

El segmento directo garantizado se puede utilizar cuando la empresa o los socios posean títulos. Esos títulos se ponen en garantía, que custodia el mercado, y contra esa garantía se emiten cheques propios. “En estas semanas no se ha movido el segmento, pero en principio está volviendo a operarse a la brevedad”, marcó la ejecutiva.

En tanto, en el segmento directo no garantizado, al no tener garantía que respalde las tasas no son tan tentadoras. Pero dicho segmento se puede utilizar para materializar préstamos de los socios a la empresa.

“Otra alternativa es el descuento de factura de crédito electrónica, que está presente desde octubre del año pasado y si bien ha ido creciendo, hoy las tasas no están tan atractivas. Se ubican en torno al 46%. Pero creo conveniente comentarlo porque es una herramienta más que está disponible. La negociación es totalmente online: una vez que la factura está aceptada (tácita o explícitamente) se puede derivar al mercado de valores, para negociarla. Mi recomendación para todas las pymes es que se acerquen al mercado de capitales, y descubran todas las alternativas que existen para financiarse y para mejorar el flujo de fondos de la empresa”, subrayó Alfonso.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!