Qué es la Gran Bahía China y por qué ofrece fuertes chances de negocios

Mariano Mosquera, empresario, investigador y docente disertó sobre las oportunidades que brinda La Gran Bahía de China. Resumen de un Zoom de Coyuntura organizado por Punto a Punto, para mirar más allá de la crisis actual.

13 julio, 2020 | 0:01 hs. | José Busaniche

 

El habitual espacio de encuentro virtual que viene organizando Punto a Punto dejó de lado la preocupación por la candente coyuntura y se propuso generar una mirada con un enfoque más estratégico y de negocios. La consigna de mirar más allá de los actuales y potenciales impactos de la pandemia del coronavirus se abordó con el doctor Mariano Mosquera, empresario, investigador y docente y flamante director del Centro de Estudios La Franja y La Ruta del ICDA de la Universidad Católica de Córdoba.

El zoom “Oportunidades y estrategias de negocios con China” fue seguido por unos 50 asistentes. El anclaje de Mosquera fue muy particular y se enfocó en compartir su visión profesional, académica y personal sobre el desarrollo y características que exhibe una región puntual del gigante asiático como es la “Gran Bahía”.

La Gran Bahía de China (GBC) tiene una población de más de 70 millones de personas y genera más de US$ 1.5 millón de billones del Producto Bruto Interno, convirtiéndola en una potencia en sí misma y con un ecosistema de desarrollo e innovación comparable al que se ve en la costa oeste de los Estados Unidos, con California y el Sillicon Valley como referencias principales. Hace tiempo China viene trabajando en el crecimiento de esta región, que implica unir Hong Kong y Macao con nueve ciudades de la provincia de Guangdong. “Uno de los puntos más importantes es que tenemos que dejar de pensar en hacer negocios con China como algo uniforme. No es lo mismo vincularse con una región o con otra, hay muchas diferencias y hoy, la región más desarrollada, más rica, más pujante, más innovadora y más cercada a los valores occidentales es la de la Gran Bahía”, señaló Mosquera. En esa línea, remarcó que “hoy, la Gran Bahía es el ecosistema de innovación más importante del mundo y se espera que su producto bruto regional supere al de la bahía de Tokio”.

Como referencia marco, Mosquera recordó que en los últimos años China supo consolidar una pujante clase media corporizada en 400 millones de personas, un universo de creciente demanda de todo tipo de bienes y servicios y cuyos estratos de mayor poder adquisitivo se radicaron en la zona de la gran bahía.

Sus propios estándares. Un aspecto importante del abordaje de China y de la consideración a tener en cuenta a la hora de pensar en negocios con ese país o en proyectos de inversión es el tejido institucional que opera en el país, muy lejos al que las empresas con experiencia en exportación pueden encontrar en, por caso, mercados europeos. “China no está en transición hacia un modelo institucional como el que conocemos nosotros. Ellos tienen sus propios estándares y tienen una diferencia muy grande con nuestra lógica y racionalidad para hacer negocios. Además, la brecha entre Estado y sector privado, que es muy clara en occidente, allí está muy diluida. Las normas están a favor de los liderazgos y de los proyectos de los líderes. Cambian según el contexto lo demande. Son muy pragmáticos en ese sentido, se manejan con esquemas muy dinámicos y es común que las reglas o marcos normativos cambien permanentemente”.

Volviendo la mirada hacia lo específico de la GBC Mosquera resaltó algunos de sus “condimentos” y la calificó como la región que alberga un ecosistema muy tecnológico, con los mayores estándares de innovación y con los sistemas financieros y racionales más amigables a las concepciones de occidente.

Hoja de ruta. A la hora de pensar qué tienen que tener en cuenta las empresas latinas y argentinas que busquen hacer negocios en China Mosquera enumeró algunos elementos a manera de “hoja de ruta”. “Para ellos Argentina es importante, somos un país al que tienen en cuenta, siempre buscan relacionarse con nosotros. Como consideraciones para los negocios diría que hay que entender que no es lo mismo hacer negocios con una región que con otra, también hay que entender que más que traer insumos o bienes de China puede ser una buena oportunidad fortalecerse encarando negocios y proyectos junto a socios chinos. Hay que focalizarse en zonas especiales y hay que tratar de vincularse con las empresas occidentales que ya están operando en esas zonas para poder abrirse camino. O sea que la hoja de ruta sería, definir proyectos, definir la región y zona especial, tener en cuenta que el proyecto es importante, pero más importante es el entorno, hay que buscar entornos amigables. Y hay que modificar la percepción que tenemos del tiempo. Mirar a China tiene que tomarse siempre como una inversión a largo plazo”, remarcó.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter