Provincia confía en poder refinanciar deuda para evitar fuertes vencimientos

Será clave la definición de la renegociación de la deuda nacional. En 2021 hay pagos por US$ 750 millones. Preocupa la recaudación y la oposición insiste en los riesgos.

10 febrero, 2020 | 0:02 hs. | Punto a Punto

 

(Por José Busaniche, especial para PERFIL CORDOBA). En la semana en que el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, fracasó en dar un gesto de dureza y terminó pagando a tenedores de bonos con recursos propios, muchos volvieron a posar la mirada sobre el perfil de la deuda de Córdoba. Y es que, en el mediano plazo, la Provincia deberá hacer frente a fuertes vencimientos de amortizaciones e intereses. La deuda actual de la Provincia asciende a $161 mil millones, con la complicación de que el 93% está nominada en dólares. El camino para 2020 no es tan complejo en ese sentido, pero ya hay luces de alarma por la restricción de recursos que implica la caída de la recaudación, que viene en picada mes a mes y que en los últimos 12 meses acumula una retracción enorme, de $22 mil millones. Por ahora la gestión de Schiaretti viene cumpliendo con los mercados. El pasado lunes se abonaron US$ 16 millones por intereses del bono CO27.

El ‘cuco’ aparece en mayo de 2021 cuando haya que abonar la friolera de US$ 750 millones por amortizaciones de la deuda. Tanto en los despachos del gobernador como de sus principales ministros y en la cartera de Finanzas hoy no ven a la deuda pública de Córdoba como el frente de preocupación principal, en parte porque los vencimientos son moderados y, además, porque hay urgencias más apremiantes, como el propio dato de la recaudación. La percepción total del mes de enero fue de $23.171 millones, un crecimiento nominal del 41,9% respecto al mismo mes del año 2019, pero si se le descuenta la inflación estimada para ese mes se constata una caída interanual del 6,6% en términos reales.

“En condiciones normales el vencimiento de mayo de 2021 no debería generar problemas ya que ese tipo de títulos en forma total o parcial se renueva, está diseñado para eso. El punto es que si esta cerrazón de los mercados se mantiene va a ser un problema y ahí habrá que ver qué solución se le dará. Hoy la deuda es uno más de los problemas que tenés cuando se empieza a caer la recaudación, pero no es el principal. Cuando cae la recaudación surgen un montón de problemas originados por eso, por la caída, no por la deuda”, refuerzan desde El Panal.

Qué opciones hay. Marzo será clave para definir el escenario. En el mes próximo debería estar prácticamente cerrado el acuerdo que encara el ministro Guzmán para renegociar la deuda soberana con el FMI, Club de París y acreedores externos. Si el acuerdo es auspicioso no solo generará alivio para buscar fondos a tasas razonables en el mercado, sino que también ayudará a descomprimir las tensiones en las arcas nacionales, lo que debería evolucionar hacia un plan de asistencia a las provincias más complicadas. “Con el nivel de incertidumbre que hay hoy no sabemos cuál será el mejor camino. Hay que esperar lo que anuncie Guzmán. La intención del Gobierno nacional es tener un acuerdo rápido y si eso sale relativamente bien puede derivar en una apertura de mercados. Ahí la Provincia tendrá tiempo suficiente para evaluar si parte se paga, parte se renueva. Si no es así y siguen los mercados cerrados habrá que ver que alternativa hay. Hoy no estamos destinando esfuerzos a eso cuando no sabemos qué condiciones tenemos”, plantea un funcionario provincial.

Deuda de Nación. Mientras se esperan definiciones por la negociación de la deuda, en la Provincia hacen otros números. Por caso, el volumen de la acreencia que se tiene con la Nación y que está explicado por dos grandes ítems: recursos de obra pública adeudada y aportes para la Caja de Jubilaciones. Para ambos ítems hay reconocimiento de parte de la Nación. “No lo niegan, pero dicen que hoy no hay plata”, cuentan en El Panal. Los montos adeudados no son estáticos, pero, a grandes rasgos en el ejecutivo provincial estiman que por obra pública la Provincia tiene en carpeta acreencias por $10 mil millones y por la Caja hay una deuda de $2.000 millones del 2019, más lo que comenzó a correr para 2020.

Oposición insiste en riesgos. Pese a que desde el oficialismo buscan restar tensión en ese frente, desde la oposición volvieron a plantear el problema que genera la deuda. “Son US$ 400 millones que hay que pagar este año, pero lo grave es que el año que viene hay US$ 750 millones. Por cada peso que sube el dólar la deuda de Córdoba crece en $2.600 millones, por eso decimos que hay riesgo de un triple default, técnico en lo económico, político porque nos deja en manos del Gobierno nacional, y moral porque Córdoba es una provincia rica que no debería tener que buscas asistencia cuando hay otras más afectadas”, señaló el legislador de Encuentro Vecinal Córdoba Aurelio García Elorrio.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter