Por la crisis, Renault y Mercedes postergan la producción y venta de sus pick-ups

El contexto y la volatilidad del dólar afectaron los planes de las automotrices. Las pick up Alaskan de Renault y la Clase X de Mercedes que tienen que producirse en Córdoba están, por ahora, postergadas.

El mercado caído y la volatilidad en la cotización del dólar. Esos son los dos motivos principales que obligan a dos de las automotrices más importantes del mercado a redefinir los planes productivos y comerciales que tenían para proyectos made in Córdoba. Después de que la pick-up Frontier de Nissan viera la luz, el cronograma productivo que Renault, Nissan y Mercedes consensuaron para la planta cordobesa de Santa Isabel marcaba que debían empezar a enfocarse en las camionetas de la marca francesa primero, y de la alemanda luego.

A fin del año pasado debería haberse presentado comercialmente la pick up “Alaskan”, de Renault y en marzo de este año la también esperada “Clase X”, de Mercedes. En concreto, el trío de pick up representa uno de los hitos más importantes de la historia reciente para la industria automotriz cordobesa. Se estima que esos proyectos generaron inversiones cercanas a los US$ 600 millones y una fuerte movilización en los anillos metalmecánicos y autopartistas locales, conformados por cientos de pymes. El horizonte productivo inicial hablaba de un mix de 70.000 unidades fabricadas entre las tres marcas. La coyuntura metió la cola y los ingenieros y jefes de planta tuvieron que salir a redefinir los plazos. Los equipos técnicos de contabilidad también hacen su aporte mirando los nuevos presupuestos.

RESPUESTA FABRIL. Si bien no hubo un comunicado oficial al respecto, fuentes deRenault confirmaron a Punto a Punto que los proyectos de Alaskan y Clase X están demorados y se reprogramarán. Desde Smata, el gremio que opera en la planta, afirman que los proyectos que deberían haber comenzado a fin de año están suspendidos hasta nuevo aviso. En diálogo con este medio, desde Renault fueron tajantes al negar esa versión: “la inversión ya se hizo. Con la devaluación y las condiciones del mercado cambió el panorama. Pero los proyectos no están suspendidos ni cancelados. Se demoraron los plazos. Están postergados y los equipos están trabajando para lanzarlos en el mejor momento”, explicaron. Y remarcaron que hoy no se está produciendo en serie y no hay fecha de lanzamiento definida: “todo el cronograma está demorado. Se están haciendo prototipos y pruebas, pero no tenemos fecha establecida para producir en serie y salir al mercado”, señalaron desde Santa Isabel.

FEO CONTEXTO El estiramiento de los plazos se presenta así, como una opción más potable ante los rumores de cancelación de los proyectos. La realidad también marca que la ralentización de los proyectos no viene mal en un mercado en que las terminales están remarcando los precios mes a mes, muchas veces corriendo por detrás de la suba de los costos. Algunos ejemplos recientes son elocuentes en ese sentido: Chevrolet mandó a las concesionarias nueva lista de precios para el presente mes con suba del 6%; Nissan y Volkswagen remarcaron un 5% y Peugeot un 3,9%.

FUERTE CAÍDA La Asociación de Fabricantes de Autos, Adefa, informó de la fuerte caída detectada en el pasado mes de marzo. Según la entidad en marzo la producción nacional de vehículos fue de 29.227 unidades, un 10,5 % menos respecto de febrero y un 41,1 % por debajo del registro del mismo mes del año pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.