Para la Provincia, son 250.000 las hectáreas productivas perjudicadas por lluvias

0

El gobernador José Manuel de la Sota firmó el decreto 14/015 por el cual declara la Emergencia Agropecuaria Provincial, una medida que busca beneficiar a los establecimientos agropecuarios que hayan sufrido las intensas precipitaciones o desbordes de cursos de agua en sus campos.

“De acuerdo a los últimos informes que ingresaron a la cartera agropecuaria provincial, y en función también de imágenes satelitales, se estima que las perjudicadas abarcan una superficie aproximada a las 250 mil hectáreas”, señaló el ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos mediante un comunicado.

La cifra difiere bastante de las estimaciones difundidas en su momento por la Bolsa de Cereales que situaban la superficie anegada en torno al millón de hectáreas, tanto de cultivos estivales como de tambos y campos destinados a ganadería.

De todos modos, desde la cartera que conduce Julián López anticiparon que desde el ministerio se llevará adelante un preciso trabajo de constatación de las declaraciones juradas que presenten los productores para determinar concretamente la superficie afectada por las inundaciones.

De hecho, en esta oportunidad la Provincia decidió introducir una innovación ya que la región involucrada en la Emergencia no está vinculada a criterios geográficos de división política sino que se utilizará un sistema novedoso que toma las zonas según las cuencas hidrogeográficas, lo que permitirá incluir a todos los establecimientos perjudicados, sin importar su ubicación.

Cabe recordar que, históricamente, las Emergencias se establecían por departamentos y pedanías. Ahora, las cuencas que se incluyeron dentro del pedido de declaración de emergencia agropecuaria son: el sistema de Obispo Trejo y cuencas menores del faldeo oriental de las sierras chicas, el sistema de Morteros, Río Primero y 52 – Río Salsipuedes, Río Segundo (Xanaes), sistema de Jeanmarie, Río Carcaraña, Arroyo Santa Catalina y el sistema de Canals.

Plazos y beneficios

En este contexto, Agricultura señaló que para la producción agrícola el período que incluirá la medida abarca hasta el de junio del 2015, y para ganaderos y tamberos la medida se extiende hasta el 31 de diciembre; plazos que podrían extenderse si persistieran los anegamientos.

Los productores perjudicados por el temporal deben presentar declaración jurada georeferenciada de daños, y si los mismos superan el 50 por ciento de la producción, estará incluido dentro del estado de emergencia y si alcanza el 70 por ciento, se considerará “desastre agropecuario”.

Los formularios se receptan en todas las agencias zonales hasta el día 25 de marzo del 2015, para el primer corte. El archivo para las declaraciones juradas está disponible en la web de la cartera agropecuaria: magya.cba.gov.ar

Una vez que el ministerio constante la veracidad de las declaraciones, el principal beneficio al que accederán los afectados será la prórroga del pago del impuesto inmobiliario rural (en caso de tener un 50 por ciento de afectación), o directamente la exención si se supera el 70 por ciento.

Además, se están utilizando los datos recabados por la Comisión de Emergencia para optimizar otro tipo de ayuda más directa a los productores afectados, como por ejemplo la distribución de alimento balanceado a ganaderos con déficit de pasturas o forrajes, líneas de asistencia financiera específicas, etc.

Paralelamente, está previsto que funcionarios y técnicos de Agricultura se reúnan en el Ministerio del área a nivel nacional, a donde cada provincia presentará sus decretos de emergencia agropecuaria, a los fines de que el Estado nacional los homologue, lo que permitiría que los productores afectados, además de recibir los beneficios provinciales en materia impositiva, también puedan acceder a los mismos beneficios en el orden nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 + four =