Para la Bolsa, pese al rebote, la economía seguirá estancada en 2021

0

 

Esta semana el a cargo del director Lucas Navarro, y Jefe de Investigaciones, Fabio Ventre, presentó la 27º edición del “Balance de la Economía Argentina: Una mirada desde el Interior”, obra que expone un análisis especializado sobre el estado de situación de la economía argentina. Esta edición pone el foco en el impacto del virus Covid-19, el cierre de empresas y pérdida de puestos de trabajo, como también las desigualdades de género; nuevas tendencias laborales y un sobre cómo la política económica, junto con la pandemia, profundizan los problemas estructurales de la Argentina.

Además, participó del evento Guido Sandleris, ex presidente del Banco Central de la República Argentina. El presidente de la entidad, Manuel Tagle reflexionó sobre los preocupantes indicadores políticos que refleja la Argentina, con una marcada grieta entre el oficialismo y la oposición y un gobierno fuertemente intervencionista en la economía del país. Al finalizar mencionó, “es sabido que los vivos sepultan a los muertos, sin embargo, en nuestro país los muertos sepulten a los vivos, es decir, un sistema económico como el socialismo del cual derivó al populismo en nuestra región, ha sido declarado en extinción en todos los países del mundo, aún así, aquí se lo considera un sistema viable” Y en este sentido, agregó: “Estamos ante un caos y desorden político. Debe haber una unificación de criterios para lograr un acuerdo político entre los partidos más importantes y de esta forma generar confianza, previsibilidad y un país con visión de futuro”.

Rebote que no alcanza
Lucas Navarro director del Instituto de Investigaciones del IIE, y Fabio Ventre Jefe de Investigaciones, repasaron el impacto de la pandemia en la economía a nivel mundial y provincial, y detallaron algunos de los problemas estructurales del país que se agravaron frente a la crisis sanitaria.  “El mal manejo de la pandemia desde la sanidad y la economía llevó a que Argentina sea uno de los países con mayor caída del PBI del mundo, alcanzando una de las crisis más profundas de nuestra historia”, afirmó Ventre.

Por su parte Lucas Navarro sostuvo que “en 2020, aumentó la injerencia distorsiva del Estado sobre la economía en los más diversos ámbitos. Algunas decisiones fueron errores forzados, pero otras fueron no forzados e innecesarios. Distinto fue el caso de la Provincia, que además de reestructurar su deuda, realizó un esfuerzo fiscal importante y reformó su sistema jubilatorio”.

Antes de finalizar, Navarro afirmó que “tras la profunda caída de la actividad en 2020, la progresiva flexibilización de las restricciones a la movilidad y más allá del avance de los contagios, se espera de forma consensuada un rebote de la economía para 2021 que resultaría insuficiente para alcanzar los niveles productivos previos a la llegada del COVID-19 a nuestro país”.

Déficit fiscal crónico
Por su parte, Guido Sandleris, ex presidente del BCRA, expuso sobre la evolución de la Argentina en materia económica y resaltó la mala y desilusionante performance del país durante los últimos 50 años. “Esta mala performance no es patrimonio de un gobierno particular, se debe tomar perspectiva.  Nos ha costado crecer en los últimos 50 años por nuestro gran talón de Aquiles, el déficit fiscal:  nuestro país tuvo 45 años con déficit fiscal y 37 años con déficit fiscal primario.  Es decir que si no se resuelve el problema fiscal será difícil que retome un en el cual el crecimiento económico sea sostenido y sin picos de inflación.”

Durante su disertación, remarcó el tamaño del Estado, como otro de los puntos importantes que generan retracción en el país, afirmando que este se duplicó entre 2003 y 2015, y volvió a crecer fuertemente durante el año 2020, marcando un crecimiento excesivo en el gasto público, también.

Previo a finalizar, resaltó el plan inicial del gobierno nacional basado en dos principales: impulsar la actividad y bajar la inflación, mediante la utilización de instrumentos como el aumento del gasto público, la relajación de la política monetaria y cepo estricto y atraso tarifario. En este sentido Sandleris, agregó: “Frente a la pandemia los planes del gobierno cambiaron y no lo pudo manejar bien. No logró generar credibilidad entre los inversores y el costo ocasionado fue que el mayor déficit fiscal que generó la pandemia y cuarentena no pudo ser financiado como hicieron otros países, generando otro récord histórico”.

 

 

 

No tags for this post.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3 × two =