Nissan niega ruptura de su alianza con Renault

La automotriz japonesa desmintió un quiebre con la francesa. Esa versión había desplomado sus acciones. Ambas compañías tratan de dejar atrás el escándalo de su exCEO, Carlos Ghosn.

15 enero, 2020 | Diego Caniglia

 

Nissan “no tiene la intención de disolver” su alianza con Renault y Mitsubishi Motors, aseguró el constructor japonés en un comunicado, en reacción a informaciones publicadas el lunes por la prensa que apuntaron que existían planes internos en esta dirección.

“Esta alianza es la razón de la competitividad de Nissan. Con esta alianza, que busca generar un crecimiento estable y a largo plazo, Nissan va seguir obteniendo resultados positivos” para las tres sociedades, dijo el grupo.

Poco antes, una fuente cercana al grupo japonés desmintió también a la AFP las informaciones publicadas por el diario Financial Times en este sentido y consideró que procedían de “gente descontenta” dentro del grupo que “desea contagiar su frustración”.

Pero el restablecimiento de la confianza entre los dos grupos “llevará tiempo”, incluso si sus dirigentes están convencidos de que sin esta alianza las dos empresas no van a ninguna parte, dijo esta fuente interna.

La semana pasada, durante una rueda de prensa en Beirut tras su espectacular huida de Japón, donde fue inculpado por presunta malversación de fondos, el expresidente del grupo, Carlos Ghosn, hizo una especie de ajuste de cuentas con sus sucesores y dijo que “ya no había más alianza Renault-Nissan”.

“¡La alianza Renault-Nissan no está muerta! Pronto lo demostraremos”, reaccionó también este martes su presidente, Jean-Dominique Senard, en una entrevista con el diario belga L’Echo.

“La alianza no está en absoluto en ese punto. Estamos recreando su espíritu original. El consejo del grupo que presido es de una calidad excepcional. Nunca he visto tan buena relación cordial entre los diferentes dirigentes de nuestros tres grupos (Renault, Nissan y Mitsubishi) para hacer avanzar la alianza en la buena dirección”, agregó.

“Ningún directivo de nuestros tres grupos duda de la utilidad fundamental de esta alianza. No tenemos elección. Tenemos que lograrlo”, insistió.

Según el presidente, en este momento, se planean “inversiones considerables para explorar las tecnologías del futuro”, debido a una industria automovilística en plena mutación que sólo refuerzan la alianza.