Macri, Rodríguez Larreta y Monzó: con quién juega cada uno en Córdoba

El PRO avanzó de fase de manera abrupta durante el fin de semana. Cómo se empezaron a acomodar las fichas en el distrito más anti-K del país.

18 septiembre, 2020 | 0:07 hs. | Punto a Punto

 

(Por Gabriel Silva)

“Rompo el silencio”. Ésa fue la frase que eligió el expresidente el domingo pasado en el diario La Nación para avisarle al jefe de Gobierno porteño, , que ahí está. Que sigue presente en el mundo y que está dispuesto a ser él quien decida hasta cuándo.

Mensaje que, de manera elíptica, también le envió a Emilio Monzó, el extitular de la Cámara de Diputados que también decidió levantar el perfil el mismo fin de semana en el que el alcalde porteño había comenzado a erigirse como el líder de una oposición aún huérfana de referentes consolidados. Y donde todos se reparten un poquito.

Ahora bien, en Córdoba, el distrito más antikirchnerista del país, las fichas ya se empezaron a acomodar detrás de los tres dirigentes mencionados anteriormente.

La sociedad del centro. Rodríguez Larreta y Monzó vienen trabajando juntos hace rato y en estos días se confirmó: fue una jugada en tándem de los moderados, el sector que ocupan dentro de la coalición Juntos por el Cambio.

Con el alcalde porteño en plena gestión, Monzó decidió hacer lo que mejor le sale: armar. Allí, junto a Nicolás Massot, el exdiputado nacional por Córdoba que hoy se encuentra en el Banco Ciudad en Buenos Aires, imaginan un escenario con Rodríguez Larreta lanzado a la presidencia en 2023; María Eugenia Vidal candidata a jefa de Gobierno porteña y Monzó a gobernador de Buenos Aires. En ese acuerdo también trabaja el exministro del Interior, Rogelio Frigerio.

En Córdoba, ese eje juega con varios. Muchos se sorprendieron porque Monzó, en una entrevista con Infobae nombró a Rodrigo de Loredo. Lo cierto es que el nexo con el radical viene a partir de la buena relación que el concejal tiene hace rato con Massot; pero alimentado sobre un eje radical que se empezó a tejer en Buenos Aires con Enrique “Coti” Nosiglia como armador y que incluye a Martín Lousteau lanzado en territorio porteño y a Pablo Javkin, el intendente de Rosario, en carrera para la gobernación santafesina.

Los otros cordobeses que también juegan para los moderados son los orgánicos del PRO, monzoístas paladar negro que por estas horas tantean el terreno para la interna. Ahí están el diputado Gabriel Frizza, el legislador provincial Darío Capitani y Javier Pretto.

En tanto, también hay otro sector del radicalismo que habla con Rodríguez Larreta hace un tiempo y son Mario y Juan Negri. El líder del interbloque JxC en la Cámara baja tiene diálogo en Diputados con Álvaro González, parlamentario que responde al Pelado y que lo mantiene al tanto de lo que pasa en el Congreso.

Por su parte, el concejal Negri fue de los primeros en acercarse a Larreta y lo hizo incluso antes de que Macri dejara la presidencia. Cuentan que son asiduos los viajes del cordobés a reunirse con el entorno del alcalde porteño.

El rey de los halcones. La reaparición de Macri trajo calma en el sector de los duros de Cambiemos. Por más que varios salieron a celebrar públicamente el gesto del expresidente, muchos, por lo bajo, lo desconocen como líder dentro de la coalición.

Sin embargo, como ocurre con sus votantes, el expresidente tiene un núcleo duro que le responde dentro de la dirigencia. En Córdoba, eso se explica desde la interna partidaria que vive el PRO: mientras varios lo consideran parte del pasado, como lo hace Monzó, hay otra porción amarilla que lo respeta, como los diputados Héctor Baldassi y Soher El Sukaría y las concejalas que le responden a ella en Capital; la senadora Laura Rodríguez Machado; los intendentes Pedro Dellarosa y Eduardo “Gato” Romero; y la Juventud del partido: todos ellos forman parte del eje PRO que todavía valida al expresidente.

Gran parte de ellos con una interlocutora que se convirtió en la vocera de Macri: la exministra de Seguridad y actual presidenta del partido, Patricia Bullrich. La titular del PRO a nivel nacional tiene grupos de WhastApp en los que están varios de ellos: ahí teje y le cuida ‘su provincia’ al expresidente.

Así, cada uno empezó a jugar su propio partido: halcones vs. palomas; duros contra moderados. El PRO entró de lleno en la nueva normalidad.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter