Los importadores rechazan el dólar auto: “Nos termina de matar”

“No hay tal boom de ventas, sólo pasamos del quinto al cuarto subsuelo”, destacan y aseguran que “no mueve la aguja” de la balanza comercial.

22 mayo, 2020 | 0:01 hs. | Punto a Punto

 

 

A pesar de que el gobierno lo niega, las versiones sobre la creación de un “dólar auto” a $ 100 para desincentivar la adquisición de vehículos a partir de la especulación con la brecha cambiaria, circulan cada vez con mayor fuerza en el sector automotriz.

Anticipándose a este escenario, la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA) lanzó un comunicado donde niegan la importancia de esta operatoria en la balanza comercial y subrayan que la situación “está muy lejos de constituir un boom”.

Como explicó LPO, la disparada del dólar blue generó un efecto de abaratamiento de las importaciones y muchos aprovecharon la circunstancia para comprar un cero kilómetro a un valor mucho menor al internacional.

A modo de ejemplo, un Volkswagen Tiguan se vende en US$ 30.000 en los Estados Unidos y a $ 2,7 millones en Argentina, cifra que de acuerdo al “blue” representa unos US$ 22.000.

De extenderse esta práctica, traería todavía más presión sobre las alicaídas reservas del Banco Central que están cayendo sostenidamente a raíz de la fuerte intervención de Miguel Pesce para sostener la apreciación cambiaria.

Es por eso que en el sector se habla de un tipo de cambio diferencial para la compra de autos extra Mercosur en paralelo a un plan canje para fomentar la producción local.

Altas fuentes del gobierno afirmaron a este medio que la medida no está en análisis y las cámaras empresarias más importantes manifestaron desconocer la iniciativa. Sin embargo, los importadores se muestran preocupados.

“Si le pegas con eso, lo matas del todo al sector. Venís de un mercado absolutamente destrozado y lo que llaman boom de ventas es pasar del quinto al cuarto subsuelo. Con suerte este mes podamos terminar con 20.000 patentamientos y a fin de año acumular 220.000, cuando hasta hace poco ese número supo ser de un millón”, indicó a LPO el presidente de CIDOA, Hugo Belcastro.

El dirigente opinó que la medida “no movería la aguja” dado que las importaciones extra Mercosur y México representan el 2% del mercado y de extenderlo a todos los países de origen impactaría en el 70% de los vehículos vendidos y especialmente a los de baja gama provenientes de Brasil.

“No creo que lo hagan. Lo que se hizo oportunamente es el impuesto interno que hace que un auto extra zona de US$ 30.000 pague el 178% en el despacho del Puerto de Buenos Aires. Con eso ya castigas al auto de alta gama fuertemente”, agregó.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!