Los cinco datos políticos (en off) que dejó el fin de semana en Córdoba

El gobernador adelantó qué puede pasar con el aislamiento en la provincia. Además, el radical bonaerense que analizó la interna cordobesa y los “puros” de Llaryora que levantan el perfil.

27 abril, 2020 | 0:00 hs. | Punto a Punto

 

 

Hasta junio y con auxilio para varios
En la previa a la reunión del gobernador Juan Schiaretti con el presidente Alberto Fernández y el resto de los mandatarios provinciales el viernes por la tarde, varios referentes de distintos sectores hablaron con el titular del Ejecutivo provincial.

A más de uno, el dueño del despacho principal de El Panal le dijo que casi con seguridad la cuarentena seguirá como se conoce en Córdoba hasta junio. Desde personalidades del sector privado, hasta aquellos que están preocupados por los salarios de los estatales, Schiaretti les dejó trascender que habrá que seguir esperando para flexibilizar el aislamiento.

“’El Gringo’ a varios les dijo que vamos a seguir así. Y a los intendentes también, incluso en Córdoba, donde la cosa empieza a calentarse con el Suoem, desde la Provincia hicieron saber que no van a soltar la mano. Como para calmar un poco los ánimos…”, dijo un peronista de la Capital.

El radical bonaerense que analizó a Mestre y Negri
Las charlas vía Zoom se convirtieron en la tendencia dentro de la política local y nacional para debatir. En la semana que pasó fueron varias las salas de chat entre dirigentes cordobeses y nacionales; por ejemplo, una que se produjo entre el diputado nacional por la UCR bonaerense, Fabio Quetglas, y varios correligionarios de la provincia.

Ahí, el parlamentario dejó varias definiciones sobre Ramón Mestre y Mario Negri. A grandes rasgos dijo de la elección del año pasado: “cuando uno dijo que gobernaba un mandato (Negri), creí que el otro (Mestre) le podía colar los legisladores y esperar. No se pudo el acuerdo, se perdió y Ramón sacó el 8% de los votos que siempre terminan siendo parientes y contratados, o sea, sacaste 0 y es el resultado más bajo de alguien ejerciendo el oficialismo. Entonces, ¿tengo que llegar a la conclusión que actuó ‘manijeado’ para producir un fenómeno nacional? No lo sé…”, abrió el suspenso Quetglas con varios radicales cordobeses consintiendo.

El otro Zoom…
Donde siguieron con la política de debatir en la misma plataforma fueron los del PRO cordobés. El ala de los “moderados” -rebautizados así en el sector que comandan Emilio Monzó, Nicolás Massot y Rogelio Frigerio- sobre el final de la semana se produjo el chat en el que expuso Massot y habló precisamente de esta postura con algunos ejemplos.

“La política se moderó un poco (con la pandemia), no hay que caer en la demagogia electoral de criticar medidas que son impopulares como la cuestión jubilatoria que se deberá volver a discutir. Y que sabemos que, cuando volvamos a ser gobierno, van a ser un problema para nosotros también porque se pueden perpetrar mecanismos indexatorios que no permitan domar la inflación”, dijo Massot, en la charla de la que también participó el legislador Darío Capitani.

Salieron los viáticos para Saieg
La oposición, en muchos casos aburrida y en otros muy activa, aprovecha la cuarentena para repasar el Boletín Oficial a primera hora del día. Por eso, varios se divirtieron enviando mensajes de WhatsApp en Juntos por el Cambio con la publicación el lunes pasado de la confirmación de los viáticos para Walter Saieg, el funcionario del ministerio de Transporte y legislador provincial en uso de licencia. Saieg empezará a percibir un extra de casi 22.000 pesos por mes, lo que al año representará casi 260 mil pesos según la última actualización.

“No está mal que los reciba, pero se supone que en la cuarentena no puede viajar, podría haber esperado un poco”, dijo un opositor.

“Los puros” de Llaryora
“Esto es así. Estamos casi en una guerra y hay varios con el freno de mano puesto cuando el ‘1’ está en la calle desde que explotó todo esto. Si esto fuera fútbol, el hombre se va a empezar a dar cuenta quiénes están para todo el partido y meten, y quiénes son los que quieren seguir jugando por la camiseta o por el peso de la historia”.

La frase la lanzó un llaryorista puro, de los tiempos en los que el actual intendente de la Capital se enfrentaba a los caudillos del PJ y que, al conocer como pocos al jefe comunal, sabe que si pinta para cambios los hará. “No especula con los primeros dos años. Si es necesario meterlos antes de fin de año, las va a hacer”, dijo el llaryorista paladar negro sobre las probables modificaciones.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!