Los bancos anticipan mayores restricciones para dar nuevos préstamos

Para lo que queda del año los bancos anticipan que será más difícil que ahora acceder a un préstamo, ya sea para una familia o para una empresa. En rigor, después de llegar en el tercer trimestre al nivel de mayor restricción crediticia en más de 10 años, los grandes bancos del sistema prevén endurecer […]

Para lo que queda del año los bancos anticipan que será más difícil que ahora acceder a un préstamo, ya sea para una familia o para una empresa. En rigor, después de llegar en el tercer trimestre al nivel de mayor restricción crediticia en más de 10 años, los grandes bancos del sistema prevén endurecer aún más las condiciones para los últimos tres meses del año.

Los datos surgen de la Encuesta de Condiciones Crediticias (ECC), un relevamiento trimestral que realiza el Banco Central, en donde consulta a las principales entidades sobre la evolución de su oferta de crédito, sobre la demanda que enfrentan y su visión sobre lo que harán en los próximos meses.

“Para el cuarto trimestre de 2019, el agregado de bancos encuestados prevé nuevas restricciones significativas en los estándares crediticios asociados a las líneas a empresas, situación que se extendería principalmente a las grandes empresas y a las financiaciones de mediano y largo plazo (mayores a un año)”, destaca la encuesta que se llevó a cabo entre el 16 de septiembre y el 30 de septiembre.

Al analizar en detalle las respuestas, se desprende que el 28,5% de los 21 bancos que participó de la encuesta (representan más del 90% del mercado) prevé ser “moderadamente más restrictivo” en el cuarto trimestre respecto del anterior y el 14,3% dice que será “más restrictivo” cuando le preguntaron por el futuro de los estándares crediticios en préstamos a empresas.

En paralelo, los bancos saben que tampoco habrá mucha demanda por el lado del sector privado. “El agregado de entidades encuestadas espera una significativa caída de la demanda crediticia de las empresas en el cierre de 2019”, indica el estudio. “Este escenario -agrega- se extendería tanto las firmas grandes como a las medianas y pequeñas y a todos los plazos de financiamiento”.

Respecto a la situación de los últimos meses, la encuesta revela que “se evidenció una significativa restricción de los estándares crediticios asociados a los préstamos a empresas en comparación con el trimestre inmediato anterior”. Este escenario de restricción se observó en las grandes empresas y, en menor magnitud, en las pequeñas y medianas firmas, aporta el BCRA.

A la hora de encontrar las causas que llevaron a este endurecimiento crediticio una de las má evidentes fue el agravamiento de la recesión económica. De hecho, de un total de 21 bancos que respondieron, “las 14 entidades que restringieron los estándares crediticios a las empresas en el período identificaron al deterioro de la situación económica (actual y perspectivas) y al aumento del riesgo de la cartera crediticia, como los factores principales que explicaron su movimiento en el margen”, según detalló el BCRA.

En concreto, los bancos admiten que en el tercer trimestre del año hubo una significativa restricción en la mayoría de los términos y condiciones aplicados a las solicitudes de crédito aprobadas a las empresas: desde un mayor spreads sobre el costo de fondeo, hasta comisiones más altas, reducción de montos y plazos máximos de otorgamiento y un requerimiento de garantía más exigente.

Claro que tampoco hubo mucho interés de las empresas por tomar nueva deuda. “Las entidades que percibieron una caída en la demanda de crédito en el trimestre, indican que este desempeño fue explicado mayormente por el contexto de tasas de interés, así como por la disminución de las ventas y de las inversiones en activos fijos”, sostiene el informe, que agrega que la caída se observó en todos los tamaños de empresas y en todos los plazos de financiamiento, aunque fue más intensa en los plazos superiores al año.