Las obras de ampliación del Taravella, a la espera de definiciones políticas

Fuentes vinculadas al mercado aerocomercial aseguran que aún no hay interlocutores válidos designados por la gestión nacional. Esperan por el nuevo presidente de Orsna.

20 febrero, 2020 | 0:02 hs. | Punto a Punto

El futuro del Aeropuerto Ambrosio Taravella es un misterio. El cambio de signo de gobierno nacional generó un aluvión de interrogantes respecto a que pasará de ahora en más con el varias veces anunciado plan de obras para su ampliación.

Para la gestión de Mauricio Macri y más precisamente para el entonces ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el Taravella se transformó en uno de los aeropuertos “mimados” en los últimos cuatro años. En poco tiempo y de la mano de la denominada “revolución de los aviones”, Córdoba se constituyó como uno de los hub aeroportuarios más importantes del país.

En ese marco se concretaron algunas obras de envergadura como la renovación de la pista principal, la ampliación de pasajeros y, a medias, el balizamiento de la pista con sistema ILS, la cual se concluirá en el marco de la gestión del actual ministro Mario Meoni. 4

Sin embargo, el plan de Dietrich era mucho más ambicioso y a lo largo de su gestión al frente de Transporte anunció, en más de una oportunidad, una serie de obras que cambiarían radicalmente la actual estructura del Taravella. Entre los objetivos de este megaplan se apuntaría a ampliar la plataforma comercial (pasar de 20 mil a 35 mil metros cuadrados), incorporar seis nuevas mangas para ascenso y descenso de pasajeros, una renovación del sector para el check in de pasajeros con 24 puntos más de atención, la construcción de un parking multinivel (parte se inauguró de manera reciente) y un nuevo sistema de extinción de incendios.

“Córdoba necesita tener un aeropuerto a la altura del crecimiento sostenido que está mostrando el transporte aéreo, gracias a la revolución de los aviones. Entre enero y abril de 2019 volaron 1.222.000 personas, entre rutas internacionales y de cabotaje”, afirmó a mediados de 2019 y ante la prensa el exfuncionario. Futuro incierto. Con la asunción de Alberto Fernández la situación cambió diametralmente y aún se aguardan decisiones al respecto.

Fuentes del sector aerocomercial fueron contundentes. “Estamos esperando definiciones. La verdad es que por el momento no tenemos con quien dialogar, no por mala voluntad, sino porque directamente no hay algún interlocutor válido porque no han designado funcionarios en áreas claves”, aseguran.

Al hablar de áreas claves, se refieren en concreto a las máximas autoridades del Orsna, el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos. A medidados de enero se designó a Paola Tamburelli al frente de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), pero destacan que las decisiones respecto a modificaciones en aeropuertos deben llegar de Orsna.

“Creemos que es cuestión de tiempo para que se designe a una persona. En este rubro hay cambios sustanciales todo el tiempo. Cada gobierno llega con su librito. En términos futbolísticos es como si en cuatro años pasaras de que te dirija Menotti, a que llegue Bilardo, Cambia todo y eso complica cualquier trabajo a largo plazo. Cristina tenía devoción por Aerolíneas Argentinas, Macri por las low cost y buscaba traer nuevas líneas al país. Aún es un misterio cual será el proyecto de Alberto Fernández respecto al sector aerocomercial”, agregaron y reconocieron que los anuncios de Dietrich fueron “desproporcionados” respecto a la posibilidad en concreto de llevar adelante las obras.

“Hubo anuncios que sorprendieron a todo el sector. Fue un poco de humo lo que se vendió. Hay proyectos que aún nunca pasaron por ANAC que es quien debía aprobarlos, antes de siquiera salir a la luz”. Mientras tanto el Taravella aguarda definiciones en el marco de un achicamiento sustancial de las operaciones del hub Córdoba, afectadas por la devaluación del peso que golpeó con fuerza la rentabilidad de las aerolíenas, algunas de las cuales ya anunciaron su retiro de la plaza y otras analizan seriamente su futuro en la capital provincial.

Ariel Bogdanov (Perfil Córdoba)