La oposición desorientada y sin postura uniforme sobre las Paso

0

 

“Las Paso pueden ser un verdadero problema para el radicalismo. Hoy, es todo un kilombo”, con esa frase un dirigente histórico de la UCR pintó el panorama de lo que está sucediendo en el seno del centenario partido en la previa a la reunión que se dará hoy en Buenos Aires sobre las Paso.

Se sabe que oficialismo nacional convocó a una reunión para hoy en el Congreso que será
encabezada por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y que contará además
con la presencia del ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, y el jefe del bloque
oficialista en la Cámara baja, Máximo Kirchner. El tridente de la misión Paso recibirá a los
líderes de las bancadas opositoras y abrirá el debate para lo que viene: en el mejor de los
casos, postergar.

La aclaración viene a colación de lo que dijo el propio Massa durante el fin de semana y, se
sabe, es la carta que guardan algunos en el oficialismo si la cosa con la oposición se pone
tensa: suspender las Primarias, sabiendo que Juntos por el Cambio, en sus tiempos de
gobierno, también lo pensó. Aunque con el argumento económico y no sanitario, como el
actual. Pero, en ambas ocasiones, escondiendo de los dos lados, el factor político.

El dilema radical

Desgastados por la interna, en la UCR cordobesa tendrán en la reunión
de hoy en el Congreso a una figura clave: Mario Negri. El líder del interbloque de JxC en
Diputados llega al encuentro como el vocero de los duros, los que están listos para ir al
choque en cualquiera de las decisiones que tome el Gobierno.

Acá, a 700km de Balcarce 50, saben que Negri no tiene muchas ganas de medirse en una
Primaria con lo que ponga enfrente el resto de la coalición. Mucho menos si del otro lado,
al tope de la boleta al Senado va Gustavo Santos, como contó PERFIL CORDOBA el
domingo pasado.

Mientras algunos sectores consideran que Negri aguarda dedazo o nada; cerca del diputado
también sostienen que bancaría una Primaria contra cualquiera y aportan teoría: “en una
encuesta de los que representan el antagonismo al kirchnerismo, él la lidera cómodo”,
repiten. En otras palabras, es el más anti- de la paleta que ofrece Juntos por el Cambio y
podría entrar en una campaña brava con el schiarettismo. Algo que, en el caso de Santos, lo ven muy difícil.

Al mismo tiempo, hay radicales que también son testigos de falencias que se produjeron en
los últimos días, y después de la interna, entre Negri y Ramón Mestre. “Había un pacto:

Mario encabezando al Senado y Ramón tercero en la lista de Diputados. Pero eso, si Negri
se baja (o lo bajan) pone en riesgo la continuidad del plan de Mestre”, dijo un dirigente
radical.

El correligionario también se suma a la chance de “una lista pura radical”, aunque el
romanticismo por esa identidad y el repaso de se cae rápido cuando van a las
encuestas.

Santos feligreses

En el espacio amarillo, las cosas tampoco están muy tranquilas. Lo único que tiene en claro
la tropa PRO es que el caballo del comisario es Santos; de ahí en más, se habla. “Si Santos
quiere ser candidato a senador, ¿quién se le va a oponer? ¿Quién va a desafiar al candidato
de (Mauricio) Macri?”, repite un operador amarillo.

Los problemas están hacia abajo. Laura Rodríguez Machado quiere renovar banca; Soher
El Sukaría amaga con largarse; pero también Javier Pretto y Darío Capitani largaron una
campaña en silencio. Al revés de lo que está haciendo Héctor Baldassi, que ya habló con
Horacio Rodríguez Larreta, con Patricia Bullrich, pero aun no el WhatsApp que
espera: el de Macri. “Por ahora, le viene clavando el visto”, dicen algunos macristas.

Juez, con lo que quede

El líder del Frente Cívico también tiene un papel similar al de Negri en la discusión: es juez
y parte. Es decir, podrá negociar su voto en la Cámara baja cuando se discuta y estará
planeando su campaña al Senado.

Habló con Santos y las versiones son dos. “Luis le dijo a Gustavo que, si entraba, le subía
la vara al debate y no le iba a poder entrar como sí a otros”, dicen los que hablan con el
exministro de Turismo. En el Frente Cívico dicen que hay tregua y que el exintendente le
hizo saber que la verdadera pelea es en el 2023, no ahora.

La oposición en Córdoba deshoja la margarita; mientras, sabe, que será muy difícil escapar
a la fórmula: encuesta más dedo.

No tags for this post.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

sixteen − 15 =