“La fábrica es estratégica, pero tiene que ser sustentable”

0

“Tienen que blindar FAdeA me dijo Macri cuando vino a la fábrica”, dice Antonio Beltramone el presiente de la Fábrica Argentina de Aviones. ¿Qué significa eso? “Quiere que sigamos diversificando negocios y que también aumentemos los que tenemos con el Estado. En definitiva, quiere que la fábrica sea sustentable”, responde.

¿Es posible que FAdeA se convierta en una empresa rentable? La historia de los últimos 20 años no invita al optimismo. Sin embargo, Beltramone (con una larga trayectoria en Fiat) encuentra algunas respuestas que permiten vislumbrar un cambio de rumbo.

“Ojo, hay que tener cuidado porque desde acá se prometió mucho y no se cumplió nada. En los medios se anunciaban proyectos faraónicos y no pasó nada, no vendimos ni un avión”, dice con un tono realista y concret, como a lo largo de toda la entrevista con Punto a Punto.

-Mientras Macri recorría la fábrica algunos se preguntaban si no conviene cerrar FAdeA. Muchos afirman que no, porque es estratégica para el Estado. ¿Cuál es su visión?
-Es estratégica, sí. Pero tiene que ser sustentable. En esa silla en la que estás sentado estuvo hablando conmigo el gerente del 2015, cuando la empresa perdía 10 palos verdes por mes y tenía 1.600 empleados y como era estratégica no se podía cerrar… No compro esa visión.

-¿En cuánto cambió la situación desde aquella charla?
-Empezamos a trabajar en dos ejes: en reducir la cantidad de personal porque era inviable y en ir más allá de los negocios con el Estado, pero sin perder esos negocios. La situación es otra. Hoy la fábrica está encaminada a ser rentable, tiene los pilares para serlo.

Para entender la situación de FAdeA (inclusive más allá de los últimos dos gobiernos) hay un dato para destacar: en 90 años de existencia pasaron 70 directorios. De hecho, en el gobierno de Macri ya son los presidentes designados. “Sí, la diferencia es que ahora se trabaja con un plan que tiene continuidad. Se sigue una línea”, dice el ejecutivo.

Y para graficar ese argumento no duda en trazar en el pizarrón de la sala de reuniones “el antes y el después” de su gestión. “De 6 directores pasamos a 3; de 13 gerentes a 7; y de 154 jefes a 80. Estaba lleno de caciques y no había indios acá”, sostiene. Y añade: “Había 23 secretarias y mucha gente tenía autos asignados. Hoy nadie tiene un auto de la fábrica”.

-¿Qué le provocó ver esa súper población de cargos?
-Fue un choque. En el ámbito privado es otra cosa. Se veía mucho despilfarro.

-¿Cuál es la crítica a FAdeA que más le molesta?
-Existía una idea, que parcialmente tal vez existe, de que todos eran vagos. Pero no todos lo eran antes del inicio de esta administración. Lo que está claro es que no podemos volver al pasado.

Hacia la sustentabilidad
Actualmente, la fábrica de aviones “está relativamente cerca de lograr el equilibrio operativo”. Sin embargo, hay un hecho concreto que podría revertir los números rojos: la venta del avión Pampa.

“Quiero ser cauto: en FAdeA se prometió mucho y no se cumplió. Pero si concretamos la venta podemos revertir las pérdidas y pensar en lograr dividendos en el 2020”, sostiene Beltramone, agregando que las negociaciones para la venta del avión están bien encaminadas, “aunque se publicaron datos erróneos. Hay dos o tres países que están interesados”. Hoy, la empresa muestra una pérdida de $ 340 millones en el 2018 contra los $ 1.600 millones que perdió en el 2015.

-El 23% de la facturación actualmente se logra por negocios fuera del Estado. ¿Con qué porcentaje se alcanzaría la sustentabilidad?
-Eso puede ser mucho o poco de acuerdo a la facturación que logremos del Estado. Le tengo que cumplir al Estado, y quiero ser enfático en eso, y aumentar por fuera. En el 2021 el 50% de la facturación debería ser por trabajos externos. Ahora, por ejemplo, estamos modernizando helicópteros para el Ejército y el Ministerio de Seguridad, pero lo hacemos como privados, por lo que es un negocio mixto para la compañía.

-¿Cuál es la previsión para fin de año?
-Vamos a estar muy cerca del equilibrio operativo. Queremos tener utilidades porque somos rentables de verdad, no por subsidios. Estamos cerca de lograrlo.

Reactivación
Este año la facturación de FAdeA por fuera del Estado nacional superará los $ 650 millones. En 2015, la participación de contratos fuera del Estado argentino era de apenas un 2%. Las áreas de negocios en las que se trabajó son: entrega de tres aviones Pampa tras 10 años de no hacerlo; Acuerdo con Etihad Engineering; Acuerdo con Nordex Group; Nueva capacidad para el mantenimiento y modernización de helicópteros; Fabricación de aeroestructuras para Embraer; Mantenimiento de aviación comercial (Flybondi, Latam, Norwegian).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.