Causa Euromayor: qué se investiga en el juzgado de Claudio Bonadio

(Especial, María Ester Romero para Perfil Córdoba). La causa Euromayor se asemeja a un iceberg. La punta visible se desentraña en el expediente que acumuló 61 demandas por estafas en la Justicia y que se encuentra a cargo de la fiscal de Delitos Complejos, Valeria Rissi. La base -imperceptible aún para la opinión pública- no está en Córdoba, sino en el Juzgado Nacional, Criminal y Correccional Federal N° 11, cuyo titular es Claudio Bonadio.

Allí se investiga la presunta defraudación contra la administración pública por parte de compañías de seguro y retiro. ¿Cuál es el nexo entre ambas? Los negocios que concretaron Euromayor, Trust & Development (T&D) y South American Trust SA (Satsa) con las compañías de seguros de retiro, sucesoras de las AFJP.

Las estafas. La investigación a cargo de la fiscal Rissi, que se inició hace más de dos años, busca determinar cómo fueron las maniobras y quiénes son los responsables. Como informó este medio se identifica como presuntos cerebros al presidente y vice de Euromayor, Laerte Muzi y Jorge Monferini, respectivamente.

La semana pasada la fiscal dictó la prisión preventiva para los cinco detenidos. Además de Muzi y Monferini, la medida alcanzó a Mariano Fontán, Jorge Airaudo y Oscar Cerutti, Los damnificados son clientes que se consideran estafados. Pusieron dinero en proyectos que no se concretaron. El dinero no se evaporó, sino que habría sido trasvasado a través de diferentes transacciones entre sociedades o fideicomisos.

Como no puede existir traspaso de dinero entre los fideicomisos, pivoteaban Euromayor y T&D. Por ejemplo: se ‘creaba’ una acreencia en favor de Euromayor, se debitaba de un emprendimiento y se trasladaba a otro fideicomiso con justificaciones diversas, como pagar adelantos de retribución de un futuro desarrollo, que luego no se concretaría.

El dinero de clientes e inversores que ingresaba en vez de destinarse al desarrollo se dirigía a través de este mecanismo a otro fideicomiso. En teoría, el desvío era ‘momentáneo’, lo que salía retornaría. La realidad terminó desmintiendo el argumento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.