La cadena Ribeiro cerró un local en Córdoba (en Deán Funes)

Pidió el procedimiento preventivo de crisis y en los últimos meses bajó la persiana y despidió personal de más de 20 locales.

La cadena de electrodomésticos Minicuotas Ribeiro, a punto de cumplir 110 años de historia, hace cinco meses que pidió el procedimiento preventivo de crisis y no frena el cierre de locales. Ayer bajó las persianas de los locales de Deán Funes (Córdoba) y Charata (Chaco).

Hace una semana había cerrado las tiendas de Villa Constitución, Ramallo y Santa Rosa en La Pampa. A fin de octubre, bajó las persianas de Las Varillas en Córdoba antes cerró Casilda, Arrecifes, San Nicolás, Resistencia, Saénz Peña y Flores, informa BAE Negocios.

Desde enero paga los sueldos en cuotas y recién hace pocos días, saldó los sueldos de agosto. Debe los sueldos de septiembre y octubre y parte del aguinaldo.

Afectada por la caída del consumo, los ingresos de su último balance anual pasaron de $ 11.000 millones en junio 2018 a los $ 5.400 millones en el mismo mes de este año. A esto se suma una pérdida anual de $ 1.378 millones. Ya tenía acumulado un resultado negativo de $ 190,6 millones.

Pese a todo, Manuel Ribeiro, tercera generación de fundadores, pidió a sus empleados que votaran a Mauricio Macri en un mensaje de WhatsApp.

“Estamos a la expectativa y esperamos que la incertidumbre electoral y la crisis que impacta de lleno en todos los sectores de la economía motoricen un consumo rezagado hace más de un año”, señaló hace unos días, Dan Attie, gerente de Ribeiro. Pero parece que el resultado electoral, tampoco aquietó las aguas.

“La devaluación tuvo un impacto contable que ronda los $445 millones, debido a las obligaciones negociables en dólares y a largo plazo”, explicó el ejecutivo de Ribeiro.