Inmobiliarias arman protocolo pensando en la post cuarentena

Se trata de un sector que tiene el 90% de sus operaciones paralizadas y que pide retomar de manera gradual, con horarios restringidos y visitas virtuales.

5 mayo, 2020 | 0:03 hs. | Punto a Punto

 

 

Trabajar tres días por semana durante cuatro horas y con turno previo; reducir la presencia de público a razón de una persona cada 20 metros en las oficinas; e incentivar el uso de plataformas digitales y concertar visitas virtuales son algunas de las medidas que el sector inmobiliario propone para reactivar las operaciones totalmente paralizadas en el marco de las restricciones sanitarias impuestas por el Gobierno para combatir el coronavirus.

Las recomendaciones forman parte de un protocolo elaborado por el sector y entregado a las autoridades para solicitar la apertura controlada y paulatina de la actividad con horarios restringidos, distanciamiento, guardias presenciales mínimas y desarrollo de vías virtuales de atención.

La idea es diferenciar la actividad en zonas con y sin circulación local del virus, visitas a domicilios y comercios, cuidados dentro de las oficinas para que cuando las autoridades resuelvan una posible apertura, contar con las medidas necesarias para cuidar la salud de clientes y operadores.

Algunas de las medidas que abarca este protocolo son:

  • Tres días por semana de atención al público durante cuatro horas, con turno previo acordado telefónicamente o por plataforma digital.
  • Cada oficina podrá dar tres turnos de atención por cada jornada.
  • La atención permitida en forma presencial se limita a pago y cobro de alquileres; firma de contratos; entrega de llaves; pago de cuotas por fideicomisos o planes; visitas presenciales con acuerdo del propietario.
  • En el espacio de atención, respetar una distancia de una persona cada 20 metros cuadrados.
  • Incentivar el uso de medios de pago digitales, home banking y aplicaciones de pago digitales.
  • Realizar video conferencias y visitas de inmuebles virtuales para evitar al máximo todas las tareas y actividades presenciales.
  • Separación de sillas (distancia mínima de dos metros entre cada una), y asignación de turnos online para ingreso reducido.
  • Guardias presenciales mínimas por tercios. Si son seis personas en el ámbito de trabajo, la primera semana trabajan dos y las otras cuatro hacen teletrabajo desde sus hogares; rotando de a pares semana a semana.
  • No atender de manera presencial a adultos mayores de 60 años o más ni a otras personas con factores de riesgo como embarazadas, inmunodeprimidos, con antecedentes respiratorios o cardíacos o con otra patología que pudiese incluirlos en este listado.
  • Instalar separador (vidrio o material acrílico o similar) que oficie de división y protección entre el personal y el público en general.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!