Indumentaria: el 68 % de las firmas registró una facturación negativa durante el 2020

0

 

La Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) realizó una encuesta entre sus empresas asociadas con el fin de conocer el estado de situación del sector. En la misma línea la entidad también buscó saber cuales eran las perspectivas para el año 20 en el contexto de la pandemia del coronavirus.

El sondeo, realizado durante enero evidenció que el 68% de las firmas encuestadas registró una facturación negativa en 2020 con respecto a 2019. La mitad de ese grupo presentó superiores al 25%.

Entre las principales preocupaciones frente a una posible reactivación figuran en los primeros lugares la disponibilidad de materias primas, la presión tributaria y la escasa demanda. La financiación para capital de trabajo e inversión productiva, conjuntamente con el impulso al consumo (Ahora 12) se perciben como las acciones más necesarias para 2021.

La influencia de la pandemia en el sector

Consultadas sobre las medidas implementadas para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus, las empresas encuestadas por la CIAI dijeron que priorizaron implementar medidas como la suspensión de personal; el teletrabajo y la reducción horaria.

El pago de salarios, de impuestos y la carga de costos fijos se identificaron como importantes dificultades en la operatoria de la empresa durante la pandemia.

Entre los principales problemas financieros del 2020 se observó la reducción del plazo de financiación de los proveedores. Si bien no se cortó totalmente la cadena de pagos, la misma se resintió a través de devolución de de clientes, refinanciación de cobros y pagos, entre otros.

Por último, de las políticas públicas más utilizadas para atenuar el impacto de la pandemia se destacan el acceso a /REPRO; postergación, moratoria o refinanciación del pago de impuestos y postergación, refinanciación o reducción de cargas patronales.

Inflación e indumentaria

En su último informe, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dio cuenta que la inflación acumulada del 2020 en el rubro de Prendas de vestir y calzado fue del 60%. De esta forma el rubro se convirtió en los productos con mayor variación de precios en dicho año.

En tanto, según el último reporte de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) consultores en base al Indicador de Precios Implícitos (IPI), la fabricación de productos textiles se contrajo en un 20,8% en el acumulado de los primeros 11 meses de 2020.

Desde el lado de la demanda, la caída de ventas se explica en parte por la contracción del salario real y por la ausencia de eventos o salidas sociales, que muchas veces funcionaban como incentivo de compra especialmente en rubros como indumentaria o calzado.

No tags for this post.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 + three =