Imputan a directivos de Cotreco por perjudicar al fisco en más de $ 1.000 millones

Se los investiga por asociación ilícita, lavado de activos, retención de aportes, insolvencia fiscal y quiebras fraudulentas. Para la Justicia, el presidente de la empresa, Horacio Busso, encabezaba las maniobras.

24 diciembre, 2019 | Punto a Punto

(Especial, María Ester Romero para Perfil Córdoba). Si la causa en la que están imputados dirigentes del gremio de recolectores de residuos, Surrbac, causó escozor, el expediente que describe las maniobras de la exprestataria del servicio de recolección de la basura de nuestra ciudad, Cotreco S.A., provoca estrépito.

Ambas plantean inexorablemente el interrogante sobre cómo el poder concedente, en este caso las municipalidades de Córdoba, Río Tercero y Río Cuarto, mantuvieron convenios con la firma sin advertir la confección de maniobras delictivas de sofisticada ingeniería. O en el peor de los casos, permitiendo su consumación.

La causa penal contra Compañía de Tratamientos Ecológicas (Cotreco SA), que se inició por una denuncia de la Afip, está radicada en el Juzgado Federal Nº 1, a cargo de de Ricardo Bustos Fierro. Perfil Córdoba accedió a algunos detalles de la investigación y pudo confirmar que hace poco más de un mes la Fiscalía Federal 1, a cargo de Enrique Senestrari, elevó al tribunal un requerimiento de investigación con 16 imputaciones.

La lista de delitos que se les endilga es numerosa: asociación ilícita para evadir impuestos (IVA y Ganancias), apropiación de recursos de la seguridad social, insolvencia fiscal fraudulenta, quiebra fraudulenta y lavado de activos. Mientras sigue la pesquisa, dos defensores recusaron al fiscal cuestión que ahora debe resolver el juez.

Sucesión de empresas. Los presuntos ilícitos se extienden a lo largo de la última década, desde fines de noviembre de 2010 hasta la actualidad. Según consta en la investigación preliminar, Horacio Fabián Busso, Marcelo Elvio Debernardo y Flavio Néstor Cavallieri habrían organizado la maniobra. Por esa razón, pesa sobre los tres la imputación de autores de asociación ilícita. Las operatorias comenzaron en la empresa Guba SA, siguieron en su sucesora, Cotreco SA y en la última constituida, Urbacor SA.

La pesquisa se centró en la organización que habrían montado con el fin de evadir impuestos omitiendo la presentación de declaraciones juradas, la permanente generación y renovación de planes de pagos de las deudas y el cómputo de facturas apócrifas emitidas por empresas que ellos mismos controlaban. Tal es el caso de las firmas División Protonic SA, Nueva Serie SA, Futuro Sustentable SRL, Vanesin SA e Intruder Service SA.

Además de eludir el pago de tributos de las empresas, habrían retenido aportes patronales de sus trabajadores sin efectuar los pagos correspondientes a la Afip. La maniobra perfeccionaba el objetivo a través de fideicomisos creados para tomar los dineros que no pagaban al ente recaudador, simular el origen legal y devolverlos al circuito económico regular.

Para crear e integrar esas sociedades incluyeron a personas de su entorno. Así, generaron tres fideicomisos: Guba, Fideicomiso de Garantía Cotreco y Mas Recurso. A través de esa figura otorgaron un marco jurídico al desvío de los principales activos de Guba SA y Cotreco SA.

La maniobra también incluyó la permanente modificación de los domicilios fiscales de las empresas -las reales, las ficticias y los fideicomisos- en Córdoba y en la Ciudad de Buenos Aires con el único fin de eludir los controles de la Afip. Y por último provocaron la quiebra de Guba SA y el concurso preventivo de Cotreco SA, lo que ocasionó una deuda administrativa verificada a favor del fisco nacional por una suma de dinero superior a los $1.000 millones.

Derivaron activos a fideicomisos para eludir a la Afip
La empresa Guba fue creada en 2002 por Horacio Busso para prestar servicios de limpieza en edificios, fijando domicilio en la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, todos los contratos fueron para trabajos a desarrollarse en Córdoba.

Se vinculó al sector público y privado. Por aquellos años se incorporaron como síndicos de Guba Flavio Cavallieri y Jorge Pereyra Córdoba Campos. En noviembre de 2010 cuando advirtieron que Afip comenzó a controlarlos, los empresarios habrían insolventado a Guba para evitar que el ente recaudador cobre las deudas.

Así, en mayo de 2012 cambiaron la integración del directorio y nombraron a Néstor Alabi como presidente, mientras que Cavallieri y Córdoba Campos continuaron como síndicos. En noviembre del mismo año se formó el fideicomiso Guba SA y allí transfirieron la facturación de Guba.

La investigación detectó que Busso y Cavallieri dispusieron que ese fideicomiso no contara con acreditaciones bancarias suficientes para pagar lo que se había establecido en el contrato. Lo que siguió fue el desapoderamiento en beneficio de Guba SA. Finalmente, como consecuencia de la maniobra fraudulenta descripta, el 15 de diciembre de 2016 se declaró la quiebra de Guba SA, verificándose créditos a favor de la Afip por un monto de $71,9 millones.

Réplica. Con Cotreco la maniobra fue calcada. En 2016, cuando la empresa era prestataria de los servicios de recolección de residuos en Córdoba, Río Tercero y Río Cuarto, crearon el Fideicomiso de Garantía Cotreco. Juan Martín Pascuali, en carácter de fiduciario y la Mutual Red Solidaria, en el carácter de beneficiaria, representada por Omar Bernardo Bottoso, Hugo Enrique Michaut y Marcela Claudia Ferreyra.

A esa sociedad fueron a parar las facturaciones de Cotreco a la Municipalidad de Río Tercero (de mayo a diciembre de 2017) y la emitida a la Municipalidad de Córdoba durante 2018. Con ese mecanismo, Cotreco se financió a través de mutuos celebrados con la Mutual Red Solidaria, entregando en garantía los derechos de facturación mencionados.

Como la mutual era la beneficiaria le dio prioridad de pago en desmedro de las deudas a la Afip que siguieron acumulándose. El fideicomiso Más Recurso fue creado en septiembre de 2016 por Busso, Debernardo y Cavallieri. La finalidad registrada en el contrato era la administración de recursos humanos para lo cual el fiduciario registraría el personal a su cargo en forma exclusiva y efectuaría el pago de remuneraciones y demás cargas sociales. Figuraba la empresa Cotreco como fiduciante y beneficiaria y Lelio Néstor Dardati como fiduciario. Lo utilizaron para desviar recursos de Cotreco SA. No guardan relación los datos encontrados en las bases de Afip.

Por ejemplo, en 2017 las remuneraciones declaradas por este fideicomiso fueron de $10,4 millones, mientras que las contribuciones ascendieron a $2,4 millones y registró acreditaciones bancarias por $46,1 millones.

El año pasado, las contribuciones llegaron a $295 millones. Se registraron 12 planes de pagos por deudas en concepto de aportes patronales, pero caducaron sin ser abonados. A pesar de que le ingresaba un flujo muy importante de dinero, Cotreco no afrontó las obligaciones fiscales.

Frente a ello, en octubre del año pasado el Juzgado Federal de Bustos Fierro ordenó a la Afip un procedimiento de verificación y determinación de deuda. Dos meses y medios después, Cotreco se presentó en concurso de acreedores. Afip registra 58 boletas de deuda de la empresa por un monto de capital demandado de $905 millones.

Quién es quién
-Horacio Fabián Busso, Marcelo Elvio Debernardo, Flavio Néstor Cavallieri son considerados los ideólogos.
-David Emanuel Druetta, presidente del directorio de Cotreco SA, director de Vanesin SA y socio de Futuro Sustentable SA.
-Jorge Héctor Pereyra Córdoba, presidente del directorio y apoderado de Cotreco SA, representante de Transportes Olivos Saciyf, síndico de Guba SA, fiduciario del Fideicomiso Guba SA y director de Intruder Service SA.
-Lelio Néstor Dardati, fiduciario de Fideicomiso Mas Recurso SA.
-Diego Gustavo Pellarin, director y apoderado de Cotreco SA e integrante de Nueva Serie S.A. y Futuro Sustentable SRL.
-Mario Severo Garzón, socio y director de Nueva Serie SA.
-Néstor Rubén Alabi, director de Guba SA.
-Juan Martín Pasquali, fiduciario del fideicomiso de Garantía Cotreco SA.
-Omar Bernardo Bottoso, presidente de la Asociación Mutual Red Solidaria, beneficiaria del fideicomiso de Garantía Cotreco SA.
-Hugo Enrique Michaut, tesorero Asociación Mutual Red Solidaria, beneficiaria del fideicomiso de Garantía Cotreco SA.
-María Claudia Ferreyra, vocal titular de la Mutual Red Solidaria, beneficiaria del fideicomiso de Garantía Cotreco SA.
-Carlos Vaquero e Iván Raúl Vaquero, creadores de las sociedades Vanesin SA, Intruder Service SA, División Protonic SA y Nueva Serie SA.
-Alejandro Rogelio Ceballos, contador público, habría asesorado en materia contable e impositiva.