Henry: una academia virtual que pagás cuando conseguís trabajo

Se trata de una startup argentina que permite a estudiantes el acceso a educación en tecnología y desarrrollo software.

2 septiembre, 2020 | 0:00 hs. | Punto a Punto

 

Con la llegada de la pandemia del coronavirus, miles de empresas debieron utilizar su imaginación y creatividad para lanzar nuevos productos y servicios que les permitieran evitar resignar el mayor porcentaje posible de sus recursos.

Debido al contexto sanitario, el mercado laboral también sufrió un fuerte terremoto y miles de personas se quedaron desocupadas en la Argentina y en todo el mundo.

Sin embargo, otros empleos comenzaron a ganar terreno y experimentar un crecimiento exponencial de demanda: los desarrolladores de software, quienes ya eran codiciados antes de la pandemia. Se trata de un trabajo que está muy demandado y en el cual no hay suficientes profesionales.

Para solucionar este problema llegó Henry, una academia virtual que permite a estudiantes el acceso a educación de calidad en tecnología.

La startup argentina recientemente levantó fondos y participó en el grupo de verano 2020 de Y Combinator. Ahora, los fondos obtenidos con la aceleradora y combinados con inversiones de Tim Draper y Mike Santos suman los US$300,000.  Durante los próximos cinco años Henry pretende capacitar a 100,000 desarrolladores.

“Nuestra meta es ambiciosa”, dice Martin Borchardt, fundador y CEO en Henry. “Queremos ser el hub de desarrollo más grande de Latam, potenciando el talento digital de las personas sin importar su nivel socioeconómico”.

Programadores en Henry: aprenden ahora, pagan después

Henry examina a los solicitantes y los seleccionados participan en un bootcamp para convertirse en desarrolladores full-stack. La startup solo cobra a los alumnos cuando se gradúan y consiguen un trabajo.

Mediante la educación recibida en Henry los jóvenes podrán acceder a salarios mensuales que rondan los US$ 1.500, la cifra promedio que paga la industria.

Al terminar el programa de cuatro meses, el equipo de Henry también ayuda a los graduados a conseguir un trabajo.

En solo seis meses de operación, en plena pandemia, Henry ya cuenta con más de 500 alumnos regulares en toda la región. En ese tiempo los resultados fueron prometedores: los primeros egresados consiguieron trabajo remoto desde América latina hacia EE.UU. o Europa, accediendo a ingresos entre tres a cinco veces más de los que tenían antes.

Los interesados en participar del proyecto deben ser mayores de 18 años, tener el secundario completo, contar con acceso a una computadora, WiFi y un espacio de trabajo tranquilo.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter