Guía de SEGUROS: mercado en transición y con expectativas

Los máximos referentes del sector seguros participaron del Desayuno de apertura de la Guía de Seguros y dieron a conocer sus perspectivas sobre el sector. El balance del 2015, la proyección para el 2016, las preocupaciones y los desafíos para el ámbito.

“El 2015 ha sido un año muy especial en el mercado asegurador”, explicó Mario Antonione, de Federación Patronal. Sobre esto, detalló: “Primero por el freno en la economía, producto de un año político y luego con el cambio de signo político en el gobierno. Tuvimos también tensiones que hicieron disparar algunas medidas y generar ciertas tensiones en la relación con las autoridades de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) y el sector privado de las aseguradoras”.

Por otro lado, el cambio del Superintendente de Seguros a principios de 2016  “se vio en cierta forma un poco más relajado y existe cierto cambio en el aire que se respira en la actividad”, según detalló Antonione. No obstante, las máximas autoridades del sector coincidieron en que existen muchos desafíos para las aseguradoras y que este año resultará “complicado” hasta tanto se de cierta estabilización del sector.

“El 2016 se presenta como un año de transición y grandes desafíos, con expectativa favorable.  En la medida que el nuevo Gobierno pueda estabilizar y ordenar la economía – posiblemente más hacia el segundo semestre del año – la industria acompañará esa evolución positiva”, evaluó María Inés Rueda, de Binaria.

Por su parte, Dino Chiapetto, de Triunfo, opinó que “no va a ser un año floreciente”. Aunque durante el 2015 la producción de seguros creció más que otras actividades, Chiapetto consideró que “seguramente  va a ser un año con un incremento mucho más bajo o neutro respecto a lo que fue el último año”.

En este sentido, si bien los referentes  consideran la posibilidad de que haya una baja en los números del sector, Chiapetto fue optimista: “En seguros se da una particularidad y es que en los momentos de crisis la producción de seguros no cae en cantidad de operaciones”. Además, reconoció que esta tendencia se explica porque en momentos de sobresaltos la gente tiene a cubrir su patrimonio mejor. “De hecho, en el  último año y medio se han vendido pólizas a todo riesgo mucho más que en los últimos 10 años y del 2012 en adelante buscaron más la opción de todo riesgo de coberturas premium”, detalló Chiapetto.

Preocupación por los resultados técnicos

Los resultados técnicos y operativos del sector son uno de los indicadores más relevantes que permiten evaluar el comportamiento del mercado asegurador.

Los balances positivos son mérito de lo financiero, mientras que el técnico, que refleja la venta de seguros, tiende a los resultados negativos o la falta de evolución.

 “El resultado técnico es negativo y esto está dado por los precios que hoy se cobran. El sector en ese aspecto creo que tiene un gran déficit de tener costos razonables. Ante problemas inflacionarios como el que estamos teniendo, nos conlleva a costos y resultados técnicos, que es lo que me interesa, negativos. Y deberíamos bregar primero para que exista un conciencia asegurativa y en segundo lugar para que el precio del seguro sea razonable. Y hoy no lo es”, criticó Nestor Agodino, de El Norte.

En sintonía, Sergio Lema, de Galeno, opinó que la coyuntura financiera “te permite pasar un año, pasar dos”. Asimismo, reconoció: “Uno que trabaja en el mercado no quiere que sea el financista el que salve el número, te está matando el mercado. Si el país se equilibra, bajamos la inflación y la cosa está mejor tendríamos que tener un resultado técnico positivo”.

 

También Marcos Gaido, de Sancor, criticó “la imprevisibilidad  que sufre el sector, la complejidad que tenemos, la distorsión de precios”.

Mario Antonione, de Federación Patronal, sintetizó la “máxima preocupación” del rubro: “La inflación es la que afecta en todos los ramos que operamos a la hora de definir que las sumas aseguradas realmente mantengan un resguardo efectivo para el asegurado”.

 

Promover la cultura aseguradora

Desde el sector insisten en que desde el Estado se promueva la cultura aseguradora, sobre lo cual Daniel Layus, de APAS Córdoba, analizó: “Lamentablemente el gobierno hace que lo vea como un impuesto y no como un acto de revisión responsable. En muchos ámbitos la gente no tiene idea de las culturas aseguradoras y pide subsidios al gobierno”.

Chiapetto, que entre los rubros que asegura incluye al mercado de las motos, agregó que instaurar  socialmente este seguro fue una forma de fomentar la conciencia aseguradora: “Son mercados que se van abriendo y que evolucionarán en la medida en que evolucione el mercado y el Estado debe colaborar para esto”, explicó.

Las exigencias a la SSN

La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) tuvo un recambio de autoridades y las empresas aseguradoras cordobesas manifestaron su opinión sobre este cambio. En este sentido, María Inés Rueda, de Binaria Córdoba, comentó: “Evaluamos muy favorablemente  el compromiso asumido por las nuevas autoridades de la SSN, en continuar avanzando en el desarrollo del nuevo producto `Seguro Planificado para el Retiro – Hoy por Mañana´, iniciativa de la Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA). Esto implica la propuesta de producto flexible de ahorro y previsión a largo plazo,  que permite a cada persona armar un plan a medida de sus necesidades.

“Para impulsar estos proyectos con fuerza es imprescindible resolver la actualización de los beneficios impositivos, tanto para los seguros de retiro como los de vida, que están pendientes de actualización desde hace 25 años”, analizó Rueda.
Entre los desafíos que tiene el sector, Antonione consideró que hay que “hacer un muy buen uso de la mayor libertad en las decisión de inversión que las aseguradoras podrán realizar con la nueva gestión de la SSN”.

El impacto de la siniestralidad

Antonione también hizo foco en otra “preocupación latente”: la creciente siniestralidad. “Si bien se ha realizado un fuerte trabajo por parte del mercado en la prevención y el mejoramiento de las condiciones de trabajo para el empleado, esto es producto de la altísima judicialidad que la actividad registra”, explicó.

Por su parte, Sergio Lema, de Galeno, coincidió con sus pares: “Los resultados técnicos son hace años negativos, fundamentalmente por la creciente judicialización. La reforma del 2012 lo que hizo fue empeorar el sistema judicial y hoy el 40% de la prima se la llevan juicios, cuando antes era siniestros”.

La estructura de inversiones

La estructura de inversiones del sector ha estado modificándose durante los últimos años, con un aumento de la participación de las Obligaciones Negociables de empresas privadas. El economista Gastón Utrera explicó: “Esto es producto del inciso K, que obligaba a invertir en la economía real y a un aumento de la participación de los títulos públicos, sin dudas por la voracidad del Estado para financiar un déficit fiscal imparable”. Sobre esto, Antonione aclaró: “El inciso k no es que se ha derogado totalmente, va a ser progresivo, llegando a tener hasta un 18% en títulos privados”.

Dijeron “presente” en el desayuno
Mario Antonione (Federación Patronal), Dino Chiappetta (Triunfo Seguros) Adrián Mieggi(San Cristóbal Seguros), Raúl Fraire (San Cristóbal Seguros), Sergio Lema (Galeno ART), Raúl Agodino (El Norte), Marcos Gaido (Sancor Seguros), Andrés Schönbaum (El Norte),Leonardo Allasia (El Norte), Boston Seguros (Yamile Cuervo), Fernanda Rodriguez Aleua (INBRO), Daniel Layus (APAS Córdoba), Víctor Mansilla Tamaro (ON Tecnología Inteligente) y Mauricio Ochoa (ON Tecnología Inteligente)

General.desayuno.1-compressor Gaston.Utrera-compressor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.