Empresario cordobés procesado por asociación ilícita que movió $700 millones

La Justicia de Córdoba procesó y embargó a 14 personas por maniobras que perjudicaron a la Afip en $58 millones. Cómo operaban.

0

A raíz de una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la justicia de Córdoba procesó y embargó al empresario Fernando Cuello y a otras 13 personas por integrar una asociación ilícita que perjudicó al fisco en una cifra cercana a los $58 millones.

La maniobra consistía en la creación y administración de empresas que operaban ante la AFIP como productores o acopiadores de cereales, cuando en realidad eran intermediarios entre los verdaderos contribuyentes y los grandes consumidores o exportadores, ocultando así la identidad del operador real.

Los integrantes de esta banda utilizaban cuentas bancarias a nombre de las diferentes empresas para depositar el dinero recibido. Luego, mediante retiros en efectivo, emisión de cheques y transferencias a diversas sociedades y personas, movían los fondos para dificultar cualquier tipo de investigación. La cantidad de dinero que manejaban era tan grande que llegaron a constituir una financiera para blanquearlo. Se calcula que, mediante préstamos personales en efectivo, movieron alrededor de $700 millones.

Entre los bienes detectados se encuentran un vehículo BMW X3M; un Mercedes Benz ML 350; una motocicleta Marca Buell modelo XB12 X; una Toyota Hilux, y varios inmuebles entre los que se destacan dos valiosas propiedades situadas en el barrio porteño de Puerto Madero.

Por la denuncia de la AFIP, el juez federal de Villa María, Roque Rebak, trabó un embargo de $ 72.583.775 sobre Fernando Cuello y otro de $ 5.583.367 sobre cada uno de los demás procesados, además de la inhibición general de bienes de las 14 personas.

Facturas truchas en Río Cuarto
Por otro lado, la AFIP realizó 6 allanamientos en varios domicilios de Río Cuarto y la ciudad de Córdoba, en el marco de una investigación que logró desbaratar una banda que confeccionaba facturas apócrifas y mellizas.
Durante los allanamientos, los funcionarios de la AFIP secuestraron sellos de las firmas utilizadas y facturas en blanco. También se encontraron elementos informáticos en los techos de las viviendas adyacentes, restos de documentación incendiada y algunas las matrices que serían utilizadas para la fabricación de facturas mellizas.

Las facturas apócrifas son documentos ficticios utilizados para deducir el Impuesto a las Ganancias o generar un crédito fiscal inexistente. La factura melliza se utiliza para el mismo fin, pero consiste en duplicar un comprobante válido emitido por un proveedor real. Los allanamientos fueron ordenados por el juez federal de Bell Ville, Sergio Anibal Pinto, quién ordenó también la detención de tres personas por parte de la Policía Federal.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.