Bornoroni: “El COVID-19 nos obligó a hacer grandes transformaciones que nunca hubiéramos imaginado”

El presidente de Fecac, habla del fuerte impacto de la pandemia en la actividad, la nueva normalidad que asoma y los desafíos que están encarando.

3 noviembre, 2020 | 0:01 hs. | Punto a Punto

 

“Tras charlas con petroleras que tienen negocios en otros países del mundo donde llegó antes el Covid-19, especulábamos que en octubre las ventas iban a estar normalizadas. No obstante, en Argentina la cuarentena fue muy extensa y ahora esperamos para fines de diciembre o principio de enero estar con ventas normales”. La definición de , presidente de la Federación de Expendedores de y Afines del Centro de la República da cuenta del complejo 2020 que atravesó el sector.

Un par de datos hablan del enorme impacto que viene teniendo la pandemia en la economía de las estaciones de servicio: en abril se registraron caídas del 85% en las ventas, pero con gastos operativos intactos ya que permanecieron abiertos. En mayo hubo un repunte y desde julio siguieron tres meses de estancamiento lo que les hace prever una “nueva normalidad” del sector con un mercado 25% debajo de lo habitual.

-A partir de la incursión de la crisis que generó la pandemia del Covid-19, ¿Qué cambios han tenido que introducir en el modelo de negocios?

-Para nosotros como Federación fue un gran desafío esta situación. Trabajamos incansablemente redoblando esfuerzos para poder atravesar esta coyuntura que nos pegó muy fuerte. Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance y más para que nuestros asociados se sientan representados y contenidos en medio de una caída histórica de las ventas. El Covid-19 fue algo que llegó sin aviso y nos obligó a hacer grandes transformaciones que nunca hubiéramos imaginado: implementamos protocolos de sanitización en todas las estaciones de servicio de la provincia, hicimos campañas de concientización para que los automovilistas no se bajen del auto, migramos a plataformas electrónicas para completar tramites, los consumidores empezaron abonar con tarjetas de crédito o aplicaciones y tuvimos que cambiar un esquema de trabajo que veníamos usando desde hace años para evitar que los empleados tengan contacto entre ellos y se propaguen los contagios.

Lo que viene

A la hora de pensar en las nuevas tendencias que pueden consolidarse en el mediano y largo plazo Bornoroni señala que la nueva tendencia es el ahorro. “Los clientes ya no llenan el tanque, la gran mayoría utiliza descuentos de bancos o de aplicaciones y mucha gente migró de los combustibles premium a súper. Lo que nos asusta es que esta tendencia de ventas de un 25% menos sea la nueva normalidad porque nosotros tenemos una estructura preparada para vender 100%. Además, los impuestos se siguen cobrando y los gastos fijos de incrementan notablemente mes a mes”, define.

-¿Cuáles son las preocupaciones y desafíos que tiene la actividad?

-Nuestra preocupación es mantener las fuentes de trabajo y que ninguna estación de servicio de Córdoba cierre. No nos olvidemos que la gran mayoría son familiares que apuestan al sector desde hace años. Desde estamos atacando varios frentes para obtener una baja en los impuestos tanto para las estaciones como también en el precio final de los combustibles, de esta manera se motivaría el consumo y frenaríamos la inflación. Esta medida no sólo sería beneficiosa para nosotros sino para todos los consumidores, por eso lo estamos trabajando fuertemente en la mesa de competitividad junto al Secretario de Energía, Darío Martínez.

 

 


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter