Efecto Covid-19: ¿dónde hubo deflación de precios en Córdoba?

El Índice de Precios subió un 1,34%, apenas por encima del dato nacional que marcó 1,5%, con servicios congelados y caída de la actividad por la cuarentena. Los rubros que registraron bajas.

15 mayo, 2020 | 0:02 hs. | José Busaniche

 

Durante el mes de abril de 2020, el Índice de Precios al Consumidor Córdoba (IPC-Cba) registró un incremento en su Nivel General de 1,34% respecto al mes anterior. El dato implica que en lo que va del año el índice provincial subió 9,9% y respecto de abril del año pasado se acumula un incremento del 44,63%.

Los bienes, que representan un 59% de la canasta, tuvieron una variación de 1,72% respecto al mes anterior. Los servicios, que representan el restante 41% de la canasta tuvieron una variación de 0,74%. Desagregando esta composición, vemos que, en el mes de abril de 2020, los bienes y servicios estacionales registraron un aumento respecto al mes anterior de 3,43%. Por su parte, los bienes y servicios regulados tuvieron un aumento de 0,27%, en tanto el resto de los productos que componen la canasta de IPC aumentaron 1,59%.

Alimentos y bebidas y Equipamiento y mantenimiento del hogar son los rubros que tuvieron más suba, con un incremento del 2,71%, seguidos por Salud que subió 1,35%.

El dato destacado es que por primera vez en mucho tiempo hubo deflación, en algunos servicios, pero también en bienes. Concretamente, los precios de Indumentaria y Calzados en Córdoba cayeron 1,39%, en tanto que Educación también se contrajo, un 0,17%.

El dato de Córdoba es levemente inferior al dato nacional que registró una suba del 1,5%., que sería la más baja en dos años.

Cabe recordar que teniendo en cuenta la emergencia sanitaria y el aislamiento dispuesto para evitar la propagación del COVID-19, la Dirección General de Estadística y Censos de Córdoba dispuso la suspensión de la recolección presencial de datos. Con el objetivo de garantizar la publicación de los indicadores estadísticos oficiales, protegiendo la salud del personal que cumple dichas tareas, como así también la de la población respondiente, se utilizan modalidades alternativas de relevamiento, tales como consultas vía telefónica, correo electrónico, web, entre otras. Con los datos faltantes se establecen imputaciones de precios según metodologías indicadas.


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!