Economistas albertistas al Gobierno: el precio del dólar está bien

Ya se iniciaron contactos entre los grupos. El oficialismo explicó el paquete lanzado ayer y las restricciones impuestas por el FMI.

15 agosto, 2019 | Punto a Punto

Para los economistas de ambos bandos de la grieta, también comenzó ayer un proceso de diálogo, se supone, constructivo. Desde el Gobierno recibieron un guiño importante en la nueva etapa de acercamiento que se inició con el albertismo.

Para varios de los economistas que acompañan al vencedor de las PASO, el dólar al nivel actual llegó al equilibrio. O incluso podría estar (cotizando por arriba de 60), algo sobreactuado. Y, en consecuencia, ya no habrá declaraciones ni desde los asesores ni desde el propio Alberto Fernández, reclamando por un valor del dólar retrasado.

Lo único que se pedirá es que se actualice en el período preelectoral, según la evolución de la inflación. Y que haya conversaciones cuando se elaboren medidas importantes, como el paquete presentado ayer.

Ya están detectados al menos tres puentes entre referentes económicos de ambos lados, que prometieron contactos permanentes y diarios. El pacto de caballeros al que llegaron fue simple: no será desde estos costados donde no se ayude a la garantizar la gobernabilidad.

Los delegados coincidieron en un punto básico: a nadie le sirve a esta altura el desmadre económico y financiero de las últimas horas, sostuvo Ambito. Y, el albertismo, necesitaba que se inicie un ajuste cambiario y financiero; pero no recibir en su momento un país con sus mercados en llamas y descapitalizado.

Desde el Gobierno se explicó el paquete económico presentado ayer, con una primicia para los interlocutores de la oposición: el plan de reconquista para la clase media que anunció Mauricio Macri ayer por la mañana, era mucho más ambicioso, e incluía una suba del mínimo no imponible de Ganancias cercano a los 70.000 pesos para los solteros y 100.000 para los casados.

Sin embargo, una conversación directa desde el palacio de Hacienda con Washington, abortó la misión. Se contó que los técnicos del FMI, que en semanas visitarán el país en la tercera misión del año, vetaron cualquier tipo de reducción fuerte del programa de búsqueda del superávit fiscal; y le recordaron a los interlocutores telefónicos una realidad dura: la recaudación está hoy levemente por debajo de la inflación; tendencia que debe recortarse, no profundizarse, si se quiere mantener vigente el stand byfirmado en septiembre del año pasado.