Devaluación: los salarios quedaron 31% por debajo de la canasta de alimentos

Un informe elaborado por la Fundación Libertad y Progreso revela la fuerte pérdida que tuvieron los salarios. Los trabajadores privados no registrados fueron los más perjudicados.

 

En los últimos tres años, los salarios perdieron cada vez más la capacidad de comprar los alimentos mínimos necesarios para una familia de cuatro integrantes y de superar la línea de indigencia. Así lo indicó un informe que relevó cuánto aumentaron los ingresos de los trabajadores en relación con la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y los resultados no son alentadores.

Según el estudio elaborado por la Fundación Libertad y Progreso, los salarios promedio de la economía desde diciembre del 2019 aumentaron 31% menos que la CBA, que marca la línea de indigencia.

«Entre diciembre de 2019 y julio de 2022 (último dato disponible) los salarios aumentaron 197%, mientras que la CBA lo hizo 228%«, especificó el relevamiento realizado en base a datos del INDEC y el Ministerio de Trabajo.

Agregó el informe que el sector que más deterioro tuvo en sus ingresos «fueron los trabajadores privados no registrados, que tuvieron un incremento en sus salarios de 171% y los trabajadores registrados que perciben el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) que creció 170%«.

«En ambos casos, la diferencia con el aumento de la CBA ronda los 60%» señaló el estudio. En el caso de los trabajadores privados registrados, tuvieron una suba del 203% en tanto que los asalariados del sector público mejoraron sus sueldos un 201%. Es decir, fueron los menos perjudicados.

En septiembre de 2022 una familia de cuatro integrantes necesitó al menos $128.214 para no ser pobre y dos Salarios Mínimos no alcanzaron para cubrir esas necesidades pese al aumento que percibió el ingreso durante ese mes. Además, un sólo monto tampoco llegó a pagar los alimentos básicos para que el grupo familiar supere la línea de indigencia, que estuvo en $56.732.

Los salarios también pierden contra la Canasta Básica Total

La Remuneración Promedio de los Trabajadores Registrados Estables (RIPTE), aumentó 206%, 22 puntos menos que la Canasta Básica Alimentaria. Los trabajadores registrados y los del sector público, los incrementos salariales estuvieron por encima de la suba acumulada de la Canasta Básica Total (CBT) relevada por INDEC.

Hasta septiembre último pasado, el estudio registró que la CBA tuvo un aumento acumulado de 276% y la CBT de 241%, lo que ubica los aumentos 79% y 44% por encima de los salarios promedio de la economía, según el relevamiento de INDEC».

El economista Jefe en la Fundación Libertad y Progreso, Eugenio Marí, expresó que «la pérdida del poder adquisitivo de los salarios responde a una economía donde el trabajo es cada vez menos productivo».

Marí agregó que esa perdida salarial se debe a «las enormes distorsiones que dificultan la producción y la inversión; empezando por la inflación, pero también incluyendo el cepo cambiario, las regulaciones y la presión impositiva«.

Punto a Punto

Punto a Punto

El medio de los negocios

Recommended For You

Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *