Desde este lunes no hará falta ser rico para financiar startups en EE.UU

La nueva regulación en crowdfunding permitirá que las personas que ganen menos de US$200.000 al año puedan invertir en estos proyectos de emprendimientos.

Con la nueva regulación de crowdfunding las empresas pueden reunir hasta US$1 millón. /EFE.
Nuevas normas de crowdfunding que entrarán en vigencia a partir del lunes permitirán que cualquier persona en Estados Unidos invierta en nuevos emprendimientos. La modificación invalida un viejo requisito de la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (SEC) que exige que los inversores que financian empresas privadas estén “acreditados”, o sea, que ganen por lo menos US$200.000 por año y tengan un patrimonio neto de US$1 millón o más.

Ahora, las startups que recauden fondos mediante portales online de crowdfunding podrán vender acciones a la gente sin importar su patrimonio ni sus ingresos, siempre y cuando los fundadores hayan presentado informes financieros anuales ante la SEC. A cambio, las empresas pueden reunir hasta US$1 millón.

La preparación de las normas, implementadas como parte del Título III de la Ley JOBS, llevó cuatro años, y son resultado del lobby de la industria para democratizar el proceso. La gran pregunta es hasta qué punto el cambio transformará el crowdfunding, que normalmente recompensa a los financistas con camisetas, entradas para eventos y versiones iniciales de aparatos.

Oneroso

Si bien algunas startups están ansiosas por vender acciones a pequeños inversores, otras se contienen porque las normas les parecen demasiado onerosas y el límite de recaudación, demasiado bajo. Mientras tanto, Kickstarter, el sitio de crowdfunding más grande y famoso, no tiene planes de sumarse a la fiesta. En consecuencia, la gente común que espera poder incorporarse al próximo Uber o Airbnb podría quedar decepcionada.

Richard Swart, miembro fundador del directorio de la Asociación Profesional de Crowdfunding de Estados Unidos, dice que las nuevas normas para recaudar fondos podrían resultar particularmente atractivas para empresas fuera de California y Nueva York, estados con mucho capital de riesgo. Swart dice que hasta ahora los emprendedores en teatro, producción de alimentos y energía son los que han expresado mayor interés, así como empresas encabezadas por miembros de minorías.

Con todo, él y otros reconocen que la nueva opción de financiamiento podría tener un atractivo limitado. Jim Fulton, abogado de Cooley LLP especialista en derecho corporativo y de valores para empresas emergentes, dice que muchas compañías, especialmente en el rubro de la tecnología, consideran que el límite de US$1 millón es muy bajo y que los costos para registrarse y presentar resultados anuales son muy elevados. Dice que menos de 10 clientes lo consultaron por la opción. Otro factor que podría disuadirlos es el requisito de que las empresas se comuniquen con los inversores de forma individual y no como grupo. “No se van a recaudar US$5 millones. No sé por qué uno se sometería a esa carga” dice Fulton.

Aprobados

Hasta el jueves se habían aprobado cinco portales de crowdfunding: Wefunder Portal LLC, SI Portal LLC. dba, Seedinvest.com, CFS LLC. dba, CrowdFundingSTAR.com, NextSeed US LLC. y StartEngine Capital LLC. Otras tres decenas esperan aprobación.

“Esa era la meta original de los fundadores cuando hicimos el lanzamiento en 2008, y sigue siéndolo. Limitar el financiamiento de emprendimientos a los inversores acreditados y tratar a la gente de forma diferente según su patrimonio es muy poco democrático. Es triste que se haya tardado tanto tiempo en cambiarlo, pero por lo menos estos son pasos en la dirección correcta”, dice David Mandelbrot, el máximo responsable del portal de crowdfunding Indiegogo, y agrega que ahora la empresa está trabajando en los detalles con los abogados y espera lanzar algo este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.