Desde Córdoba buscan que se implemente un plan de viviendas en todo el país

Lo impulsa la Cámara de la Construcción Delegación Córdoba. Insistirán ante Alberto Fernández con el plan que le presentaron cuando era candidato. Pretenden que la implementación sea nacional.

19 noviembre, 2019 | Punto a Punto

(Especial, José Busaniche para Perfil Córdoba). La caída en los presupuestos para obra pública que proyecta la Provincia no es una novedad para los empresarios y referentes locales de la construcción.

Pasada la vorágine de obras e inauguraciones que acompañó al año electoral se preveía una fuerte contracción en los proyectos de infraestructura. El texto del Presupuesto 2020, que prevé una inversión de $ 45.000 millones, le puso calificación a esa disminución: 10% menos en comparación con el 2019, 30% menos en comparación con el 2018.

“La situación es complicada por el panorama actual y porque venimos de un pico de inversión. Hay un porcentaje de créditos importantes que se está tramitando, de los cuales muchos están en curso de ejecución, con desembolsos. Pero la expectativa que tenemos es muy moderada. Por lo que vemos en los números nuestras expectativas son malas”, razona Luis Lumello, quien la semana pasada asumió como presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Delegación Córdoba.

Para el empresario, un cambio de gobierno y de ciclo siempre genera buenas expectativas porque se vuelve a reactivar la obra nacional. “Si se toman las medidas correctas podemos sumar algo de presupuesto para Córdoba”, precisó Lumello.

En esa línea, recuerda que la Cámara nacional, en apoyo con las distintas delegaciones les acercaron a los, por entonces, candidatos a presidente, una serie de ejes de trabajo. Allí planteaban que se declare la emergencia del sector en todo el país; se calcule y consolide la deuda devengada en los contratos vigentes; se reformulen contratos vigentes y se neutralicen plazos hasta incluir un régimen automático de variaciones de costos; se eviten sanciones a las pymes y se suspendan ejecuciones y embargos de Afip.

Uno de los puntos destacados era la necesidad de que “se aborde un nuevo y urgente plan de viviendas sociales a través de convenios con los IPV no menor a 40.000 unidades en todo el país que motorice la economía de manera federal atacando en forma directa la pobreza y la falta de empleo”.

Stock insuficiente. Para los empresarios de Córdoba, donde la caída en la obra pública se notará sobremanera, ese punto es clave y sobre esto insistirán, ahora con quienes serán parte del gabinete de Alberto Fernández. La intención es que la distribución de fondos y obras pueda ser canalizado vía Fonavi como parte de una política de impacto nacional y que permita atacar el déficit habitacional y dinamizar el empleo.

“Acá se trabajó con otras soluciones habitacionales, pero no vivienda específicamente. El panorama para la obra pública va a ser complejo, porque salvo por las obras de los acueductos, para las que están llegando fondos de Asia, el stock de obras no va a ser suficiente para las empresas del sector. Y no podemos vivir solo de obras provinciales, la Nación también debe tener su participación”, reclamó Lumello.