Billeteras virtuales en Argentina: 6 de cada 10 operaciones se realizan en formato online

0

El uso de billeteras virtuales, plataformas digitales y otras herramientas online para el pago de servicios alcanzó el 59,3%, cerrando el 2020 con un alza del 23,1% respecto a la marca registrada el año anterior, indica un informe realizado por la empresa de servicios financieros digitales Moni.

También tuvo un crecimiento el débito automático. En sentido, el 23,2% de los 2.157 consultados aseguró que abonar sus facturas de esa forma a través de cuenta o de crédito, cifra que aumentó un 4,8% respecto a los parámetros del mercado para finales de 2019.

En cuanto a los hábitos de pago de servicios vía cajero automático, se mantuvieron relativamente estables, cerrando el año con un 5,8% de argentinos que aseguran cancelar el pago de facturas mediante esa modalidad.

Al analizar las costumbres de la población en relación al uso de canales presenciales de pago, el estudio muestra que como del impacto de la cuarentena y las medidas de aislamiento preventivo, esta modalidad de pago que antes era la preferida por los argentinos, actualmente solo es utilizada por el 11,5% de los consultados, mostrando una gran caída del 25,7% durante el transcurso del 2020.

En el mismo sentido, al consultar a los participantes por el pago de servicios en la caja del banco, solo el 0,2% refirió utilizar esta forma, mostrando una caída del 2,9% respecto a los valores registrados en diciembre de 2019.

Sobre estos resultados, Juan Pablo Bruzzo, CEO de Moni sostuvo que “la pandemia y el aislamiento generaron un escenario de condiciones únicas para que miles de personas se volcaran al uso de medios electrónicos de pago y comenzaran a dar sus primeros pasos en distintas herramientas financieras digitales, rompiendo paradigmas culturales muy arraigados en torno al uso de dinero en efectivo. La experiencia del año de la pandemia dejará su huella, y si bien esos patrones culturales asociados al uso de efectivo siguen siendo dominantes, poco a poco van retrocediendo”.

La crisis sanitaria también ha impactado en el crecimiento de los pagos a través de código QR, una opción que resulta sumamente práctica para el usuario, ya que permite contar con todos sus medios de pago en su teléfono celular y reduce al mínimo el contacto en las transacciones comerciales, lo que significa un valor agregado adicional en el contexto de cuidados por la pandemia. A finales de 2019 el 70,1% de los argentinos afirmaba que nunca había realizado un pago con código QR. Con el impulso que generaron las limitaciones por la pandemia y el inicio de la implementación a fines de 2020 del código QR interoperable, esa cifra se redujo al 56,2%.

No tags for this post.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

three × one =