Contagram, la startup argentina que está cambiando la manera de administrar pymes

El software fue creado en 2015 por tres amigos, ya cuenta con más de 1700 clientes y busca expandirse a otros países.

28 enero, 2020 | 11:52 hs. | Punto a Punto

 

Contagram.com, es un software en la nube que le permite a las pymes llevar la administración diaria del negocio, gestionar ventas, compras, stock, cobranzas, pagos, etc. de la manera más sencilla y eficiente. Surgió en 2015 por tres amigos: Patricio Bosch, abogado y COO, Juan Cruz Albani, economista y CFO y Tomás Spada, ingeniero industrial y CEO. Tras años de trabajar en pequeñas empresas, descubrieron la falta que había de un sistema apto para facilitar este aspecto fundamental de cualquier negocio. Hoy, Contagram suma más de 1700 clientes, duplicó su facturación con respecto al año anterior y proyecta seguir creciendo en un 2020 que, según ellos, “promete mayor estabilidad macroeconómica”.

La empresa nació en 2015 gracias a los U$S 90.000 iniciales invertidos directamente desde el bolsillo de sus fundadores. Les llevó un año lograr que el producto sea viable y ponerlo en funcionamiento. Su lanzamiento, sin embargo, fue muy bien acogido por clientes que van desde emprendedores y vendedores a consultorios médicos y agencias. Esto los impulsó y motivó, como también lo hizo su participación y triunfo en Startup Chile, que les valió un premio de financiación importante que usaron para ampliar y solventar el negocio.

“En una economía estancada, son menos las pymes dispuestas a invertir en mejorar sus procesos, incluida la implementación de un sistema de gestión”. Es por esto que la tríada de emprendedores pensó un modelo que les permitiera probar el servicio antes de adquirirlo. Saber lo que estás comprando y corroborar su funcionalidad para tu empresa es elemental para invertir de manera efectiva y libre de riesgos. Es esa, precisamente, la intención de Contagram; en palabras de Albani, ayudar a que las pymes “eviten realizar un gasto importante antes de siquiera conocer el sistema, que en muchos casos es inútil, porque no terminan utilizando el sistema adquirido.

Es en función a esto que el sistema tiene un costo directamente asociado al uso que se le da. El precio varía según la cantidad de operaciones por mes disponibles. Si sos un negocio que recién empieza, pagar un costo total por operaciones sin límites no tiene sentido. Poder acceder en cambio a 150 operaciones por mes a un valor mínimo es una ayuda considerable para el que está arrancando.