Cómo será la reconfiguración del turismo postpandemia

Con una gran incertidumbre respecto a cuándo y cómo, los actores de la industria del turismo se preparan para reanudar las actividades. Hay una certeza: ya nada será igual en los viajes, de placer o corporativos.

6 mayo, 2020 | 0:02 hs. | Punto a Punto

 

 

Nadie está en condiciones de asegurar cuándo se reactivará el turismo; cuáles serán los destinos elegidos; cómo serán los viajes; qué nos espera en un aeropuerto, al abordar un avión o alojarnos en un hotel, o de qué manera se podrá disfrutar de un crucero.

Es por todo ello que gobiernos, agencias de viajes, líneas aéreas y terrestres, hoteles y compañías navieras ya comenzaron a adoptar distintas medidas previendo protocolos que brinden seguridad. Uno de los factores determinantes será recuperar la confianza de los viajeros.

Destinos. Entre las primeras cosas a tener en cuenta está hacia qué destinos se orientarán los deseos de los turistas. Un informe de Almundo.com destaca que las búsquedas para el segundo semestre del año concentran un 30% a destinos nacionales y un 70% internacionales, en este caso, la mayor parte para viajar de septiembre a diciembre próximos y un 30% para hacerlo en 2021.

Queda claro que primero se activarán los viajes nacionales, con escapadas cercanas (ver En Europa); luego vendrán los destinos regionales (vuelos cortos y directos), y finalmente los viajes internacionales, siempre sujetos a las regulaciones de fronteras y seguridad sanitaria. Estiman que la reactivación podría ser a partir de agosto/septiembre.

Líneas aéreas.  Mientras las líneas aéreas nacionales aguardan una reunión con la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) para definir medidas, el director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata, por sus siglas en inglés), Alexandre de Juniac, adelantó que se está trabajando con la Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci) –agencia de aviación de la ONU­­– para “desarrollar nuevas normas de seguridad comunes que permitan reanudar los vuelos una vez que se levanten las restricciones por el coronavirus”.

Algunas compañías ya se adelantaron y han dispuesto distintas medidas, como Delta Air Lines, por ejemplo que no venderá los puestos del medio en las filas de tres asientos que tienen los aviones de fuselaje ancho. Cuando los pasajeros quieran hacer su selección de asientos, esos lugares se mostrarán como ‘no disponibles’.

Esto se suma a otros recursos, como mejoras en el proceso de limpieza de aviones, filtrado del aire y desinfección de cabinas (American Airlines); agilizar el servicio de comidas a bordo, servidas en cajas en lugar de ser presentadas sobre bandejas; prohibición del equipaje de mano a bordo y el embarque en grupos de 10 personas.

Y en los aeropuertos, además de una suma de guantes protectores, máscaras, barbijos y productos de limpieza, se apuntará a procesos más eficientes para evitar que los pasajeros se amontonen en áreas, sistemas de gestión de equipajes sin contacto y agilizar los trámites de checkin y abordaje de vuelos.

Cruceros.  Lo que será todo un tema es el caso de los cruceros. Fuentes del sector indicaron que las compañías trabajan en la elaboración de protocolos, pero están pendientes de las directivas que adopten las autoridades sanitarias de los países que tocan para adecuar su funcionamiento en prevención sanitaria, manejo de alimentos e higiene y salubridad de pasajeros y tripulaciones.

Hoteles. Mientras se conviva con el virus y hasta que aparezca la vacuna y se aplique globalmente, los alojamientos deberán reiventarse. Algunas señales ya se vislumbran.

Prevalecerán los protocolos de limpieza y desinfección de habitaciones y lugares comunes varias veces al día, seguridad alimentaria y salud laboral y es posible que dentro de los amenities que se ofrecen en los cuartos, el kit incluya cubrebocas y geles desinfectantes además de champú, cremas, jabón y otros.

En tecnología y domótica podrán utilizarse robots, tótems con sistemas biométricos y reconocimiento facial –ya habituales en algunos destinos asiáticos–; el checkin/checkout online y aplicaciones en los celulares para encender y apagar las luces, abrir las puertas o elegir el piso en los ascensores. Todo lo que permita evitar el contacto con comandos y superficies.

Otros recursos que se anallizan son la incorporación de nuevas tecnologías, como los pulverizadores electrostáticos que utilizan una niebla desinfectante cargada electrostáticamente y la luz ultravioleta para desinfectar superficies y objetos (la cadena Hilton). También los huéspedes tendrán que cambiar sus costumbres. Los hoteles contarán con estaciones de desinfección en entradas principales y áreas clave de mucho tráfico, por ejemplo, en el ascensor, donde se invitará a los huéspedes a limpiar el botón antes de presionarlo.

Además, en los restaurantes de los hoteles desaparecerán los bufés con la comida al alcance de las manos de los huéspedes y aumentarán la oferta ‘a la carta’, el servicio a las habitaciones y los pedidos online con la misma app de los celulares, para reducir el contacto con los mozos y camareros.

La Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) de Argentina elaboró un protocolo para la reapertura que detalla las sugerencias de la entidad para una operación segura en sus más de 300 hoteles socios, al igual que el Instituto de la Calidad Turística Argentina, que integran el Ministerio de Turismo y Deportes, el Consejo Federal de Turismo y la Cámara Argentina de Turismo con pautas para las prestaciones turísticas (Buenas Prácticas pos-COVID19).

(Especial, Juan Erramouspe para Perfil Córdoba)


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter