Cómo se cayó en la UCR la última chance para la unidad

0

 

“Hasta hoy (por el lunes) estuvimos enviando mensajes de unidad que los otros no receptan”. La frase pertenece a un dirigente de fuste en el radicalismo que sigue las alternativas desde el sector que, dentro de la interna, encabezan Ramón Mestre y Mario Negri. Y con ese mensaje, escueto, hizo referencia al final de la discusión por unidad sí o no dentro de la Unión Cívica Radical que, de esta manera, se encamina a la interna con fecha el 14 de marzo próximo.

Lo que ocurrió al comienzo de esta semana fue la cancelación de una reunión que se iba a producir en la casa de un radical que trabaja en el sector del exintendente. Ese encuentro iba a contar, además, con la participación de dos dirigentes del interior: Marcos Ferrer y Mauricio Cravero, intendente de Río Tercero y exintendente de Arroyito, respectivamente.

Sendos radicales del interior iban a lo que estaba prevista como una continuidad de la reunión que también se produjo en la capital cordobesa la semana pasada, a la que acudieron aquellos que hoy controlan el partido: el negrista Julio Ochoa; los mestristas Hugo Romero, Juan Pablo Díaz Cardeilhac y Alberto Giménez; y Dante Rossi.

De hecho, el asado de la semana pasada fue en casa de Ochoa, el hombre que forma parte del Tribunal de Cuentas provincial y que cuando Negri aún se encontraba en el lote de los opositores a Mestre en la interna, almorzó con Díaz Cardeilhac en la Cañada, tal como lo contó Perfil Córdoba.

Tras el encuentro de hace unos días, la del lunes se cayó cuando los emisarios de Sumar (el bloque que integran Rodrigo de Loredo, Orlando Arduh, Javier Bee Sellares y Javier Fabre) hicieron conocer la propuesta de los suyos: quedarse con el control del Comité Provincia y Capital. Oferta que descartaron por completo los representantes de Negri y Mestre.

Cómo sigue

Ante este escenario, ahora nadie descarta la interna. Por el contrario, todos se pintan la cara y, hablando en lenguaje futbolero, arrancó el reparto de las pecheras.

De Loredo confirmó el mismo lunes que será el candidato de Sumar al Comité Provincia acompañado por la intendenta de Monte Cristo, Verónica Gazzoni, como vicepresidenta, y el nombre para presidir el congreso de la UCR es el de Fabre. En tanto, como se conoció hace diez días, Javier Bee Sellares será el candidato para conducir el partido en la ciudad de Córdoba.

Y la campaña será brava coinciden de un lado y del otro de la grieta radical. En el lote de mestristas, negristas y aliados, amenazan con un cruce directo al propio De Loredo y varias facturas: su pasado como jefe de campaña de Oscar Aguad y la candidatura como intendente en la lista de Mestre en 2019. Del otro lado, apostarán a la incomodidad de Negri por el paso que dio en el último tramo del año pasado y sostienen que “no le será fácil” quedar muy cerca del exintendente.

En el medio, están las indecisiones de dirigentes como Miguel Nicolás, la reunión del jueves para armar la lista de los que pidieron unidad y hacer cumplir el compromiso que, según sostienen, manifestó el propio Mestre. “Nos dijo que no quiere conducir el partido, se baja de una reelección”, sostuvo una persona que tiene contacto a diario con el exjefe comunal capitalino.

Es más, apuestan por uno que apareció en las últimas semanas y que no venía asistiendo a las reuniones: ‘el Flaco’ Jiménez, exintendente de Mina Clavero que ya supo presidir el partido y no tiene aspiraciones paralelas. Negri quiere encabezar la lista de candidatos al Senado y Mestre apuesta a integrar el tramo a Diputados donde también podría verse con De Loredo.

No son los únicos cabos sueltos. En el interior no hay mucho ánimo de interna, por eso en Sumar le quieren dejar lugares a los intendentes; misma oferta que harán los oficialistas del partido. En Punilla todo se encamina a la unidad, al igual que en Roque Saénz Peña, mientras que en Calamuchita y en Río Cuarto todos se basan en el antecedente de las elecciones a intendente del 2020: votó menos del 50% en una elección obligatoria y la interna requiere que vote, por lo menos, el 10% de los afiliados.

La cosa está pareja, el clima es de tensión y la unidad se descartó. La semana que viene vence el plazo para presentación de alianzas y candidatos para una elección que será el aperitivo de un caliente 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 × 3 =