Comenzaron las gestiones del Gobierno argentino ante el anuncio de Trump de imponer aranceles al acero y aluminio

En 2018, Argentina fue uno de los pocos países que logró excepciones, acordando cupos de exportación libres de arancel con un tope de 180.000 toneladas para el aluminio y el acero.

3 diciembre, 2019 | Punto a Punto

 

El Gobierno inició las gestiones con Estados Unidos para obtener mayores detalles sobre la medida que restablece los aranceles de importación al acero y al aluminio provenientes de Argentina y Brasil. 

El 31 de mayo de 2018, Argentina logró quedar exceptuada de los aranceles adicionales a la importación de acero (25%) y aluminio (10%) impulsados por el gobierno de Estados Unidos. El acuerdo estableció cupos de exportación libres de arancel con un tope de 180.000 toneladas anuales para ambos productos. Estos montos fueron determinados teniendo en cuenta los volúmenes de exportación de Argentina a este mercado. Este acuerdo posicionó a Argentina entre los pocos países que, junto con Australia, Brasil, Canadá, México y Corea del Sur, consiguieron algún tipo de excepción para esta medida. 

Durante el 2018, las exportaciones argentinas de acero y aluminio a Estados Unidos alcanzaron los USD 700 millones, cumpliendo con prácticamente la totalidad del volumen asignado en las cuotas de exportación. Por su parte, en lo que va del 2019 ya se realizaron ventas por más de USD 520 millones. 

Ante la comunicación realizada en redes sociales hoy por el presidente Trump, el Ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, solicitaron entrevistas con sus pares de Estados Unidos. Además, el Gobierno está trabajando en conjunto con la Embajada Argentina en los Estados Unidos para conocer los detalles sobre cómo se llevará a cabo la restauración de los aranceles.  

Las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo están avanzando en gestiones con el gobierno brasileño para definir una posición y acciones conjuntas. A su vez, se contactó a los referentes del sector privado para trabajar sobre el impacto que podría ocasionar en sus exportaciones.