Carlos Sicchar: “La ciudad de Córdoba tiene un atraso de más de una década”

(Por José Busaniche, especial para PERFIL CORDOBA). Durante dos días Córdoba recibió al 1° Foro Internacional de Smart Cities, un espacio desde el que se debatió por dónde está pasando hoy el trabajo, las acciones y las estrategias de las ciudades de la región que tienden hacia un desarrollo sostenible de su crecimiento y a […]

13 noviembre, 2019 | José Busaniche

(Por José Busaniche, especial para PERFIL CORDOBA). Durante dos días Córdoba recibió al 1° Foro Internacional de Smart Cities, un espacio desde el que se debatió por dónde está pasando hoy el trabajo, las acciones y las estrategias de las ciudades de la región que tienden hacia un desarrollo sostenible de su crecimiento y a generar políticas sustentables en cuanto a movilidad, gestión de la basura, conectividad, salud, medio ambiente o atracción de las inversiones y el financiamiento. El evento convocó a funcionarios locales, provinciales, nacionales y se destacó la experiencia de la ciudad colombiana de Medellín, uno de los casos de éxito de implementación de políticas urbanas exitosas.

El organizador del encuentro, Carlos Sicchar -consultor político y director de la firma Feedback- dialogó con PERFIL CORDOBA sobre los ejes en los que se trabaja la gestión de las ciudades que aplican un desarrollo sostenible de sus recursos. “Los intendentes de la región se están dando cuenta de que hoy no basta con tapar baches, levantar la basura y cambiar los foquitos. Entienden que deben tener una visión y una ejecución más integradora en la gestión. Esto se está logrando en ciudades como Medellín, donde se aplican componentes y desarrollos tecnológicos para optimizar la gestión. Se toman como referencia los 17 objetivos de Naciones Unidas para una gestión sostenible, un protocolo al que Córdoba, como subestado está adherida. Hay tópicos muy importantes como la movilidad urbana, buscar soluciones inteligentes para la basura, un problema serio que tenemos sin resolver en Córdoba, o sumar experiencias en energías alternativas”, planteó.

-¿Qué tiene Córdoba para desarrollar soluciones smart?
-Córdoba tiene los elementos para conformar un ecosistema para soluciones de smart cities, pero tienen que vincularse los habitantes que están parados en tres grandes grupos: el gobierno, toda la academia y las empresas. No hay que tener miedo de que las empresas se involucren y ganen dinero porque eso tiene un efecto de desarrollo integral. En Córdoba tenemos varias empresas unicornios funcionando y un gran entramado de emprendedores y desarrolladores. Creo que evolucionar a una smart city, con los recursos que tenemos, es realmente posible.

-¿Por qué cuesta hacer funcionar la triple hélice, Estado, academia, empresas?
-Tiene que haber más apertura de las universidades y de las empresas, tener planes de estudio más concretos y menos rígidos. Hay algunos programas públicos de empleo y para pasantes interesantes, pero hace falta más integración y conformar una mesa de trabajo que no sea para la foto, que se junten con una planificación continua.

-¿Qué balance hacen de la gestión Mestre? ¿Cuánto se avanzó y cuánto se quedó en sumar verticales importantes para el desarrollo?
-Córdoba está muy atrasada, y ese atraso trasciende la gestión Mestre. Córdoba está atrasada 10 años, como mínimo. La evaluación particular de su gestión la ha hecho el electorado con lo que pasó con su propuesta para ser gobernador. Donde peor le fue, fue en Córdoba. Trasciende su gestión porque los anteriores intendentes han dejado mucho que desear. En materia de gestión de residuos, en movilidad urbana, no se planteó una ejecución de obras en los circuitos de ciclovías, hay cortos trechos y sin planificación integrada. Buenos Aires lo ha hecho muy bien. No se avanzó con los trolebuses rusos, no se monitorea la calidad del aire. Hoy Córdoba necesita 30 puntos de medición de la calidad del aire y no sabemos qué estamos respirando. Y el río no se puede aprovechar ni como paisaje. A mí criterio Mestre se va con un resultado insatisfactorio.

-¿Qué se necesita para revertir esto? ¿Más fondos, más gestión?
-Hace falta que lleguen fondos y también más gestión. Córdoba tiene que revisar su carácter económico y financiero para optimizar la asignación de recursos. También va a hacer falta financiamiento externo para resolver situaciones graves como Bajo Grande. Hay que buscar esquemas que permitan beneficios a largo plazo, pero también el repago.