Bugliotti movió las fichas y jugó a fondo: ahora le toca a la Muni (¿jugará?)

El empresario presentó el expediente para demoler el Orfeo Superdomo. ¿Queda alguna instancia intermedia? ¿Se viene el ok de la Municipalidad o se abre un frente de negociación?

14 octubre, 2020 | 0:02 hs. | Diego Caniglia

 

 

Acostumbrado a jugar a fondo, Euclides fue por todo. En la jornada de hoy, ingresó el pedido de demolición del Orfeo Superdomo en el CPC de Monseñor Pablo Cabrera y dos horas después la información ya estaba disponible en los medios: el encargado de confirmar la información fue Jorge “Petete” Martínez, en Noticiero 12.

En el sitio de Canal 12 se informó que ahora, el expediente pasará al área de Patrimonio Cultural de la Municipalidad de Córdoba, “quien deberá definir cómo sigue la situación”.

Luego de la noticia que publicó Punto a Punto el 26 de agosto pasado, en diálogo con Bugliotti (“al Orfeo no lo abro más, hay que ver qué se puede hacer ahí”), el empresario mantuvo algunos contactos informales y una reunión en el Palacio 6 de Julio con el intendente Martín Llaryora.

El objetivo siempre fue el de encontrar una salida a la crítica situación que vive la industria del entretenimiento y la imposibilidad de realizar shows. En ese marco, las alternativas que manejaba Bugliotti eran dos: demoler parte del Orfeo Superdomo para construir viviendas; o que alguien (el Estado, antes que un privado, se haga cargo del espacio que permanece cerrado desde el inicio de la cuarentena).

Con el expediente presentado, Bugliotti medirá hasta qué punto está dispuesta la Municipalidad a “perder” un espacio clave para la realización de espectáculos en Córdoba, una vez que se supere la pandemia, provocada por el coronavirus.

No sólo eso. El intendente Martín Llaryora baraja un plan para que la ciudad de Córdoba se convierta en epicentro de una movida cultural de gran magnitud a nivel país en los próximos años. De hecho, el jefe comunal lo considera como uno de sus caballitos de batalla para la gestión que finaliza en el 2023.

Sin realizar declaraciones, esta vez el entorno de Bugliotti se llamó a silencio. Sin embargo, la intención del empresario sería que desde el Estado “le acerquen alguna propuesta”, confió una fuente a Punto a Punto. “Ojo. Tati sabe que el momento es difícil y que tanto la Municipalidad como la Provincia no tienen demasiado margen de acción, pero hay que esperar”, añadió, para cerrar diciendo: “A nadie le gusta tirar abajo un lugar como el Orfeo, pero Bugliotti sabe que no hay demasiadas alternativas y, llegado el caso, si no hay respuestas, lo va a hacer. No le quiere dejar un problema a los hijos”.

Este último punto es clave en la decisión de Bugliotti. En aquel diálogo de septiembre, Bugliotti fue claro: “los espectáculos no van a volver al 100% hasta el 2022, mínimo. No puedo esperar tanto. Y además, hay que tener en cuenta que este es un negocio muy difícil de manejar, por lo que si hay que construir departamentos, vamos a eso”.

 


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter