El encuentro entre Juliana Awada y Letizia, según Revigliono

Desde mi punto de vista, no voy a negar que había mucha expectativa puesta en lo que ha sido este encuentro majestuoso entre Juliana Awada y Letizia, pero no considero que haya existido un duelo de looks como muchos portales han considerado, sino que ha sido un medio para que ambas expongan sus estilos personales […]

1 marzo, 2017 | 9:48 hs. | Punto a Punto

Juliana Aguada y Letizia. Imagen 1

Desde mi punto de vista, no voy a negar que había mucha expectativa puesta en lo que ha sido este encuentro majestuoso entre Juliana Awada y Letizia, pero no considero que haya existido un duelo de looks como muchos portales han considerado, sino que ha sido un medio para que ambas expongan sus estilos personales y destaquen su impronta personal.

Lo más importante y lo que reitero siempre como diseñadora, es que es fundamental que la mujer portadora se sienta cómoda y confiada ya que es la única manera de resaltar al máximo la elegancia y el porte de cada una de las prendas y eso se notó en ambas damas, quienes han sido leales a su estilo personal y han respetado, al mismo tiempo, el protocolo real.

Si bien en cierto que han coincidido en la elección de uno de sus conjuntos, lo voy a pasar por alto y voy a dar mi opinión respecto a su estética general.

El traje color rosa es especial para el día y las ha favorecido mucho ya que destacó los rasgos e iluminó sus rostros; además de la acertada decisión de llevar zapatos stilettos acorde a la gama de colores elegida, los cuales estilizan sus majestuosas figuras.

El segundo de sus conjuntos, seleccionado especialmente para lucir en el marco de la inauguración oficial de la feria internacional de arte contemporáneo (ARCO) destaca, desde mi punto de vista, aún más el estilo personal de cada una.

Juliana, sin perder la sobriedad, sofisticación y elegancia que la caracteriza, opta por un género algo mas descontracturado y llamativo, con una imponente estampa geométrica de colores rojo , negro y blanco resaltando su figura con un cinturón negro a la altura de la cintura y unos stilettos al tono de punta redondeada. Por supuesto, no podemos olvidarnos de los detalles y accesorios que completan todo tipo de outfit, en este caso un clutch negro sumamente sobrio y acorde a la situación.

Letizia, por su parte, optó nuevamente por un género liso y clásico. Es un vestido cuya línea se asemeja al estilo Jackie y favorece a su armonía general el largo de sus mangas ¾  y el sutil vuelo de la falda.  Como accesorio, ha decidido optar por unos pendientes que aumentaron el brillo de su rostro y atrajeron miradas, un clutch en tono plata y delicados stilettos de textura animal.

Ahora interiorizándonos en lo que considero mi especialidad, que es la alta costura, puedo explayarme un poco más al respecto y sigo manteniendo mi postura que ambas han respetado en cada uno de sus conjuntos el estilo que las caracteriza y han brillado con su sello personal.

Juliana, que por lo general no se caracteriza por llevar brillos en sus prendas, sorprendió esta vez con un increible vestido de Gabriel Lage color rosa nude, de falda campana y escote en ¨V¨ amplio pero cuidado, que permitió resaltar la zona del rostro, cuello y  hombros, que se vieron favorecidos, a su vez, por llevar el cabello recogido.

Los géneros utilizados aportan mucha sofisticación, ya que se ha trabajado sobre tules y organzas de seda, con aplicaciones en efecto degradé, visualizando un mayor número de cristales y bordados en la parte superior que en la inferior. Además su espalda cautivó con sus transparencias y zonas al descubierto.

La silueta ha acompañado muchísimo y particularmente creo que ha sido sumamente acertada; lo han adaptado perfectamente a la moda europea mediante el corte de la falda, pero han sabido  mantener su impronta argentina.

Los accesorios elegidos han sido apropiados tanto para la situación como para la solemnidad del vestido. Pendientes de un largo ideal para no recargar con brillos y un pequeño clutch al tono con el mismo bordado del vestido.

En cuanto a Letizia creo que no hay demasiado por aportar ya que su nivel de elegancia fue bastante visible por lo que logró atraer muchas miradas.  En este caso ha decidido continuar con el estilo clásico y monocromo con un imponente vestido de terciopelo negro, de silueta entallada, mangas largas y escote a la base lo que resaltó al máximo su esbelta figura. Acompañó perfectamente con joyas en ambas manos (en este caso se las llama pulseras gemelas),  pendientes cortos y brillantes y una valiosa tiara sobre su cabello recogido, lo que ayudó muchísimo a remarcar su rostro y la zona del cuello que estaba bastante cubierta.

Como para cerrar, no puedo pasar por alto la elegancia y el majestuoso porte tanto de Juliana como de Letizia en el encuentro de agradecimiento que el Presidente Argentino y la Primera Dama le brindaron a los Reyes Españoles.

Awada optó por un vestido muy fresco de satén color blanco, mangas largas y acampanadas, de escote en ¨V¨ y un corte en la cintura. El género me pareció súper correcto, no solo desde la elección del color que resaltaba por su color de piel y su rouge color carmín, sino también porque no era completamente liso, sino que estaba trabajado de tal manera  que aparecieron unas sutiles transparencias que jugaron perfectamente con el movimiento y los cortes irregulares de la tela. En este caso se trabajó sobre una doble falda, donde la inferior actuó como una especie de forro o soporte para brindarle una mayor seguridad y confianza para cualquier movimiento que realice.  Los stilettos en contratono color plata oscuro sumaron y acompañaron muy bien al outfit general.

La elección de Letizia me pareció sumamente elegante y femenina, al igual que Juliana, pero quizás me sorprendió un poco más ya que la noté osada y distendida con un vestido corto de pailettes y un patrón de rayas blancas y negras que sedujeron todas las miradas hacia su esbelta figura, ya que este tipo de rayas verticales tienden a conducir la mirada hacia arriba y hacia abajo, ¨obligandonos¨ a hacer un recorrido sobre la misma. Además, la riqueza del escote resaltó mucho la belleza de su rostro, al cual lo lució un make up no demasiado ostentoso y unos pendientes de tonalidad negra. Si algo faltaba para verla sumamente femenina y delicada, fueron sus stilettos negros.

fima

 

 

 


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter