Alberto F. y Schiaretti apelan al pragmatismo para definir sus gabinetes

Esta semana se confirmarán los equipos en Nación y Municipio. El gobernador definió los nombres. En la Municipalidad, Llaryora ya tiene todo listo.

3 diciembre, 2019 | Punto a Punto

(Especial, Gabriel Silva) “Alberto (Fernández) y (Juan) Schiaretti son dos peronistas muy parecidos: conservadores en lo político y liberales en lo económico”, razonaba alguien que conoce mucho a ambos. La frase pinta lo que pasa por ambos en las últimas horas previas a las definiciones en torno a los gabinetes que designarán (Schiaretti ya lo definió) para las gestiones que se inician el próximo martes.

Claro que hay una marcada diferencia entre los dos y es la mayor autonomía que tiene el cordobés a la hora definir los nombres que lo acompañarán en su última gestión. En el caso nacional, Fernández se esfuerza por lucirse como el piloto del auto, pero el combustible se lo aporta Cristina Kirchner. Y que la nafta le alcance a Alberto F. depende pura y exclusivamente de la expresidenta y vicepresidenta a partir de la próxima semana.

El filtro de CFK hasta el final. Alberto Fernández tenía definida la hoja de ruta. Prácticamente cerrada. Sin embargo, el lunes 18 de noviembre fue la fecha que rompió todo: ese día, la expresidenta convocó al líder del Frente de Todos a una reunión en su departamento y vetó tres nombres que Fernández tenía en carpeta.

Así, salieron de la lista albertista Florencio Randazzo, el economista Martín Redrado y el diputado Diego Bossio. Todos rivales -o enemigos- de Cristina en estos cuatro años.

Sin embargo, no fueron los únicos porque el filtro de CFK alcanzó también a Carlos Caserio, el senador que ya se había probado el traje de ministro de Transporte y sobre la hora le dijeron que se quitara el saco. Que el modelo era otro.

Caserio se veía dialogando con los intendentes y gobernadores hasta que llegó la propuesta de la presidencia de la comisión de Presupuesto y Hacienda en la Cámara alta. Ahora, Transporte, que podría incluir Obra Pública también, quedaría para el intendente del conurbano bonaerense, Gabriel Katopodis.

A este casillero vacío se le suman el de Economía, uno de los que genera mayor incertidumbre porque marcará el pulso de la renegociación de la deuda; y el de Seguridad.

El resto, es un delgado equilibrio entre cristinistas y albertistas: Santiago Cafiero a la jefatura de Gabinete; Eduardo “Wado” de Pedro a Interior; Felipe Solá a Cancillería; Nicolás Trotta a Educación; Claudio Moroni a Trabajo; Ginés González García a Salud; Matías Lammens a Turismo y Deportes; y Agustín Rossi a Defensa.

Este último casillero es el que le abrió la puerta a Máximo Kirchner en la jefatura de bloque del Frente de Todos en la Cámara baja.

En Córdoba, Schiaretti cerró la mesa. En El Panal no hubo margen para locuras. Lejos parecen haber quedado los acuerdos no escritos con los socios que se incorporaron al PJ para construir Hacemos por Córdoba en mayo pasado como el socialismo; y mucho más alejada figuró la posibilidad de hacerle un lugar en el gabinete a los PRO Boy’s de Emilio Monzó.

Los amarillos orgánicos se ilusionaron con la chance desde el momento que empezaron a negociar un rompimiento con el negrismo en la Legislatura, misterio que se develará mañana en la sesión preparatoria de la Unicameral, pero que no tendrá correlato en el gabinete.

De hecho, hoy quedó claro que aquellos peronistas que no asuman sus bancas tienen destino de Ejecutivo. Uno de ellos, Facundo Torres, el intendente saliente de Alta Gracia se quedó con el descentralizado ministerio de Gobierno. La parte política, en manos del oriundo de Alta Gracia, deberá relacionarse con los intendentes; mientras que Seguridad pasará de secretaría a ministerio y tendrá al frente a Alfonso Mosquera.

La novedad es la creación de la figura de la ministra coordinadora que será para Silvina Rivero, actual Secretaria General de la Gobernación.

Carlos Massei va a Desarrollo Social, en Finanzas sigue Osvaldo Giordano y las dos espadas legislativas, Carlos Gutiérrez y Oscar González no tendrían cambios: el de Río Cuarto asumirá en Diputados y comandará el bloque (será el encargado de negociar con Máximo K.); y el oriundo de Traslasierra, a pesar de que Manuel Calvo quería otra cosa, será un hombre relevante en la Unicameral.

A través de Twitter, Schiaretti anunció el gabinete:

Silvina Rivero (Ministerio de Coordinación), a cargo del Gabinete y llevará adelante la ejecución y control del presupuesto “con una visión general del funcionamiento del Estado”. Rivero, además, tendrá bajo su órbita la Secretaría General de la Gobernación, la Secretaría de Ambiente, la Secretaría de Transporte, la Secretaría de Conectividad, la Secretaría de Innovación y la Secretaría de Comunicaciones.

Sergio Busso (Ministerio de Agricultura y Ganadería).

Pablo De Chiara (Ministerio de Ciencia y Tecnología).

Walter Grahovac (Ministerio de Educación).

Juan Carlos Massei (Ministerio de Desarrollo Social).

Claudia Martínez (Ministerio de la Mujer).

Osvaldo Giordano (Ministerio de Finanzas).

Facundo Torres (Ministerio de Gobierno).

Eduardo Accastello (Ministerio de Industria y Comercio).

Julián López (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos).

Ricardo Sosa (Ministerio de Obras Públicas).

Laura Jure (Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar).

Diego Cardozo (Ministerio de Salud).

Alfonso Mosquera (Ministerio de Seguridad).

Fabián López (Ministerio de Servicios Públicos).

Omar Sereno (Ministerio de Trabajo).

Jorge Córdoba (Fiscalía de Estado).

Nora Bedano (Agencia Córdoba Cultura).

Héctor Campana (Agencia Córdoba Deportes).

Matías Anconetani (Agencia Córdoba Joven).

Esteban Avilés (Agencia Córdoba Turismo).