Acuerdo para el tratamiento de la nueva ley de Economía del Conocimiento

El oficialismo consensuó con la oposición los puntos principales y la norma se sancionaría en los próximos días. La iniciativa de fomento para el sector tecnológico es clave para Córdoba.

18 mayo, 2020 | 0:00 hs. | Punto a Punto

 

 

Como parte de la salida a la crisis y las dificultades económicas y sociales que atraviesa el país por la pandemia de coronavirus, desde el Gobierno buscan generar herramientas para fortalecer y promocionar el desarrollo de actividades y empresas que ayuden a reactivar la economía.

En esa línea, desde el bloque de diputados del oficialismo, apuran la sanción de la nueva Ley de Economía del Conocimiento que reemplazará a la vieja ley de Software y que sería sancionada en los próximos días.

Acuerdo. En los últimos días, el diputado del Frente de Todos (FDT) Pablo Carro participó de varias reuniones reservadas en Buenos Aires donde se terminaron de delinear los detalles de un texto que contará con apoyo de la oposición.

El diputado cordobés será el miembro informante del bloque y la norma sólo se discutirá en la Comisión de Comunicaciones e Informática que él preside. De hecho, ya convocó a la comisión para el próximo martes 19, en lo que será una de las primeras reuniones de realizadas como sesiones remotas de acuerdo al nuevo protocolo que se aprobó en la cámara baja en los últimos días.

Sin embargo, los consensos clave sobre la ley se dieron la semana pasada en reuniones entre el propio Carro, como miembro del FDT, y representantes de la oposición entre quienes estaban la cordobesa Soher El Sukaria por el Pro, Karina Banfi de la Unión Cívica Radical (UCR) y Maximiliano Ferraro por la Coalición Cívica (CC).

Además, estuvieron presentes el ministro de desarrollo productivo, Matías Kulfas y la subsecretaria de Economía del Conocimiento (EDC), María Apólito entre otros funcionarios del Gobierno. “Se trata de una ley muy importante para el país y para Córdoba en particular donde hay un gran desarrollo del sector y muchas inversiones pendientes”, aseguró Carro a Perfil Córdoba.

Pese a las diferencias iniciales que existían hacia adentro del interbloque de Cambiemos, donde un sector impulsaba un dictamen propio, finalmente la presión de los sectores alcanzados por la ley y la necesidad de respaldar iniciativas que generarán dinamismo a la economía, primó para el acuerdo. “Sería impensado no apoyar una ley que tiene el aval del sector empresario, sindicatos y universidades, sólo por disputas políticas”, razonó una fuente del bloque opositor de Cambiemos para graficar algunos de los argumentos de la discusión interna del grupo.

La nueva ley. En cuanto al proyecto en sí y las modificaciones que tiene la nueva normativa, Carro explicó que sobre la base del proyecto original se ha sumado “una nueva perspectiva social y de equidad para dinamizar el sector y ampliar el universo de beneficiarios de quienes invierten en investigación y desarrollo, lo que también favorecerá el ingreso de dólares genuinos para el país”. “Hemos sumado un sentido social, federal y de género muy importante. También en cuanto a la equidad, se ha limitado el beneficio para las grandes corporaciones y hemos facilitado el acceso y los incentivos para las pequeñas y medianas empresas (Pymes)”, indicó el legislador.

Quiénes podrán acceder. Las empresas que aspiren a obtener los beneficios de la nueva ley deberán cumplir con dos de las siguientes tres obligaciones:

*El 70% de su facturación deber originarse por las actividades promovidas o acreditar el uso de tales disciplinas para agregar valor o innovación en productos, servicios y procesos.

*Invertir porcentajes de su masa salarial en capacitación de empleados dedicados a las actividades, variables según sean micro, medianas o grandes empresas. Y desembolsar en investigación y desarrollo montos de su facturación, progresivo de acuerdo al tamaño de la empresa.

*Exportar bienes o servicios del conocimiento por el 4%, 10% o 13% del total de sus ingresos de acuerdo también al tamaño de la empresa.

Algunas claves
-Incorpora criterios de equidad a favor de las pymes flexibilizando los requisitos de acceso al régimen de promoción, sin perjudicar a las grandes empresas del sector.

-Prioriza la generación progresiva de empleo y de divisas, con parámetros diferenciales por tamaño de la empresa, zonas geográficas, y empleos promovidos.

-Crea un Fondo Fiduciario para la Promoción de la Economía del Conocimiento y prioriza recursos para la capacitación de pymes y nuevas empresas.

-Reducción de los aportes patronales. Podrán convertir en un bono de crédito fiscal el 70% de las contribuciones a los sistemas de salud y jubilación por los empleados dedicados a las actividades promovidas. _ Contempla beneficios adicionales para las empresas que den empleo en zonas desfavorables o provincias de menor “desarrollo relativo”.

-Amplía beneficios para quienes contraten mujeres, personas con discapacidad o a beneficiarios de planes sociales.

-Estipula una rebaja del 60% del impuesto a las Ganancias en el monto correspondiente a las actividades promovidas.

(Especial, Nicolás Gerchunoff para Perfil Córdoba)


Si te interesó la noticia podes solicitar tu membresía gratuita a nuestro newsletter y enterarte antes que nadie lo que sucede en el mundo de los negocios en Córdoba. ¡Suscribite haciendo click acá!

Solicitá tu membresía gratuita al newsletter