“Zaffaroni debería dejar la Corte Interamericana y militar donde él decida”

El ministro de Justicia de la Nación se sumó a la larga fila de funcionarios que piden la remoción de Eugenio Zaffaroni de la CIDH. 'Lo que hace es jugar con una idea de que los Gobiernos no terminan los mandatos. Y no es para jugar', señaló.

Los polémicos dichos del exjuez de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni, despertaron un sinfín de críticas por parte de distintos sectores del Gobierno, que cuestionan con dureza la liviandad con la que actual magistrado de la Corte Interamericana de Derechos Humanos expresa abiertamente su “deseo” de que a Mauricio Macri “le vaya mal” y no pueda finalizar su mandato.

Uno de ellos es el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, que se sumó a la larga fila de funcionarios que por estas horas salieron al cruce, al señalar en recientes declaraciones realizadas por radio La Red que lo que Zaffaroni “hace es jugar con una idea de que los Gobiernos no terminan los mandatos. Y no es para jugar ”, aclaró.

Ayer, en otro entrevista, el titular de la cartera de Justicia sostuvo que el magistrado “presenta una visión antidemocrática que los argentinos dejamos atrás” y que con su actitud lo único que hace es “poner en crisis y terminar desprestigiando a todo el sistema Interamericano de Derechos Humanos. Hoy expresó esa misma idea y reiteró el pedido de renuncia al asegurar que “debería dejar la Corte Interamericana y militar donde él decida”.

Al igual que el ministro, diferentes voces del oficialismo también consideran que Zaffaroni debe ser desplazado de su cargo como juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque los reiterados deseos “antidemocraticos”, no se condicen con una persona que ocupe ese lugar, menos en un organismo de Justicia respetado internacionalmente. En ese sentido, desde el Gobierno, según transcendidos, se analiza hacer una presentación formal ante la CIDH para poder conseguir su remoción.

Cabe destacar que Zaffaroni, tuvo en poco tiempo dos episodios que han sido criticados, donde sin mediar palabras expresó públicamente su deseo de que el Gobierno no pueda terminar su mandato en 2019.

“¿Que se vayan antes? Sí, que se vayan en 2019, si es que llegan…”, fueron los primeros exabruptos, como calificó el oficialismo a sus dichos. Y lejos de arrepentirse redobló la apuesta al asegurar nuevamente que para “evitar una catástrofe”, Maurcio Macri debería irse lo antes posible. “Que se vayan con un procedimiento constitucional de juicio político, no sé, o que saquen el pie del acelerador. De lo contrario, vamos a tener un serio problema”, sentenció.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here